“La niña venía llorando, no podía hablar”. Así relató el padre de la menor y víctima de 13 años de edad, quien denunció que un joven vendedor de un comercio, le había tocado indebidamente en dos ocasiones.

Los hechos ocurrieron el 18 de enero pasado, al interior de una tienda de un centro comercial de Antiguo Cuscatlán, La Libertad, cuando la menor -junto con su madre- entraron para preguntar por ciertos productos.

Cuando le mostró el producto, el acosador identificado como Wilfredo Antonio R. G., movió su mano con un “acercamiento extremo a su pecho izquierdo”, dijo un agente policial, que declaró como testigo y que observó el vídeo grabado en la tienda el día de los hechos, y antes de la captura del imputado.

El juez del Tribunal Primero de Sentencia de Santa Tecla valoró la prueba y le impuso una condena de cuatro años de prisión por el delito de acoso sexual en menor de edad.

Deja un comentario