El 23 de agosto de 2021, un empresario fue notificado por sus empleados que sujetos que se identificaron como pandilleros dejaron un celular donde lo contactarían, y así fue.

Los supuestos pandilleros exigían 4 mil dólares, pero tras el alegato de la víctima, los criminales bajaron la suma a 1 mil dólares, que -de no entregarla- aseguraron atentarían contra la vida de él y la de sus empleados. Los delincuentes indicaron que se realizara depósitos bancarios a nombre de una mujer.

La víctima interpuso denuncia y, a través de un operativo de la Policía Nacional Civil, capturaron a Wendy Jamilet Alfaro Elizondo, Sílvia Marina Velásquez y Katerine Estefany Barahona Franco, a quienes se les encontró varios bouchers de retiros bancarios y teléfonos celulares.

Por lo anterior fueron procesadas en el Tribunal Segundo de Sentencia de Salvador, y condenadas a 15 años de cárcel por extorsión agravada, entre las pruebas están las llamadas de coordinación entre los extorsionistas y la víctima a través de los celulares incautados en la captura.

Deja un comentario