Un pandillero abrió fuego desde un campamento clandestino contra una patrulla de rastreo del ejército salvadoreño en una zona boscosa del municipio de Sensuntepeque, en el departamento de Cabañas, dejando como resultado la muerte del atacante como producto de la reacción profesional de los efectivos militares.

La Fuerza Armada informa que el ataque ocurrió la mañana de este sábado en el caserío Pozuelo Abajo, de Sensuntepeque, y en l refriega el pandillero atacante fue abatido. Luego, los militares ingresaron al campamento clandestino y encontraron a una mujer escondida, quien fue detenida y será entregada a la Policía Nacional Civil.

En el lugar también encontraron el fusil AK47 que usó el atacante, dos armas cortas, abundante munición, marihuana y prendas tipo militar.

Más de 150 campamentos de pandilleros han sido desmantelados por las autoridades de seguridad en el marco de la guerra contra las pandillas que mantiene el gobierno gracias al régimen de excepción aprobado por la Asamblea Legislativa.

Deja un comentario