Alejandro Zelaya, ministro de Hacienda, María Luisa Hayem, ministra de Economía y Enrique Parada, ministro de Agricultura y Ganadería, presentaron este martes ante la Asamblea Legislativa, una pieza de correspondencia que contiene reformas a la Ley Transitoria de Combate a la Inflación de Precios de Productos Básicos (fue aprobada en marzo de 2022) a fin de asegurar a la población el abastecimiento de productos y reducir costos en la importación de insumos para la producción agrícola.

Según detalló el titular de Hacienda, la reforma implica eliminar por un periodo de 10 meses, hasta el 31 de marzo de 2023, los aranceles por la importación de carne de res. «El deber del Ejecutivo es verificar que los precios sean los acordes al mercado mundial y local», aseguró Zelaya.

El funcionario agregó que la mayoría de importaciones provienen de Nicaragua y Estados Unidos, y que en ese sentido el Ejecutivo se está preparando para que las familias salvadoreñas no se vean afectadas con un incremento de precios en esos productos.

Zelaya explicó que estos productos no los importa el Gobierno, “lo hacen los empresarios y esto les da la garantía de que los precios de lo importado está dentro del rango”.

Por su parte, la ministra de Economía, María Luisa Hayem, informó que el precio de la carne ha aumentado en 11.9 % desde diciembre de 2020 hasta mayo de 2022. «Estamos trabajando para evitar un desabastecimiento y abriendo el mercado para tener una mejor competencia en los precios y garantizando la calidad del producto (carne de res)», puntualizó la funcionaria.

Enrique Parada, titular de Agricultura aseguró que con esta iniciativa se busca incorporar productos cárnicos a la lista que goza de la exoneración del pago de impuesto por importación, para garantizar abastecimiento y precios justos.

El ministro explicó que trabajarán junto a la Defensoría del Consumidor para garantizar que el no pago de arancel de importación llegue a los salvadoreños.

Deja un comentario