Las lluvias continuarán las próximas horas en El Salvador debido a la convergencia de al menos tres eventos climatológicos, incluyendo al huracán Agatha, que llegará al Pacífico mexicano este lunes, indicó la Dirección General de Protección Civil.

Durante la entrevista Diálogo de canal 21, el director de Protección Civil, Luis Amaya, aseguró que durante el fin de semana, El Salvador se vio influenciado por el huracán Agatha, una nueva onda tropical que ingresó el sábado, y la Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT), que está ubicada justo frente a las costas salvadoreñas.

Se han juntado tres cosas: el huracán Agatha, la onda tropical que ingresó al país, y que tenemos justo frente a la costa de centroamérica a la Zona de Convergencia Intertropical».

Luis Amaya
Director de Protección Civil

Debido a la combinación de estos fenómenos, El Salvador se encuentra desde el pasado viernes en alerta verde, que según Amaya representa «un 25 % de probabilidades de afectación» en el territorio.

Hasta ahora, informó, estos fenómenos han provocado deslizamientos en diferentes carreteras, árboles caídos y algunas inundaciones aisladas, específicamente en la zona norte del municipio de Jayaque, en La Libertad.

Las lluvias provocadas por estos eventos han dejado «un acumulado de agua importante en diferentes zonas del país», sobre todo en la zona occidente y las cordilleras volcánicas.​​​​​

El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) informó esta mañana que las lluvias en occidente dejaron más de 183 milímetros de agua acumulada; mientras que en oriente las lluvias dejaron 50 milímetros, y unos 35 a 40 milímetros quedaron en la zona central del territorio.

Según el Observatorio de Amenazas del MARN, el cielo seguirá parcialmente nublado en el país, con lluvias de baja intensidad en las costas y zonas montañosas en las próximas horas, debido al arrastre de humedad desde el Pacífico que dejará Agatha.

Agatha se fortalece

La costa del Pacífico mexicano se prepara este lunes para recibir el impacto de Agatha, que se anticipa toque tierra en el estado de Oaxaca (sur) al final de la tarde como un huracán 2 de la escala Saffir (de 5).

Según el último boletín del Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC), el fenómeno se localizaba a 110 km de Puerto Ángel con vientos sostenidos de 175 km/h y avanzaba hacia el noreste a 9 km/h.

«Se esperan pocos cambios en la fuerza de sus vientos antes de que alcance la costa de Oaxaca. Se anticipa que se debilite rápidamente después de tocar tierra y se disipe la tarde el martes», detalló el NHC.

Este es el primer huracán de la temporada en el Pacífico, cobró fuerza rápidamente por las altas temperaturas del mar en el Pacífico sur mexicano y los pronósticos iniciales no descartaban que llegara a la categoría 3.

Deja un comentario