La Fiscalía General de la República solicitó ayer que el exdirector de Tránsito del VMT, Edwin Ernesto Flores Sánchez y el empresario transportista Miguel Castaneda, involucrados en la corrupción del proyecto del Sistema Integrado de Transporte del Área Metropolitana de San Salvador (Sitramss) sigan en prisión provisional mientras continúan las investigaciones.

Ambos son acusados de haber actuado de manera ilegal en la ejecución del proyecto integrado de transporte, Sitramss.

En este mismo proceso están involucrados el ex ministro de Obras Públicas, Gerson Martínez y Nelson Napoleón García, quien fue exviceministro de Transporte en administración de Martínez, ambos son exdiputados del FMLN y prófugos de la justicia.

Las órdenes de captura fueron giradas el lunes pasado por el misterio público. Esta investigación fue encabezada por la Unidad Anti Corrupción que inició con un aviso presentado por el actual ministro de Obras Públicas, Romeo Rodríguez el 11 de junio del 2020. Durante la intervención se realizaron 20 allanamientos en distintos puntos del país.

El fiscal general, Rodolfo Delgado, dijo que Flores Sánchez es acusado por actos arbitrarios. Flores «utilizó la concesión del carril segregado para uso exclusivo del Sitramss sin haber cumplido con diferentes disposiciones legales que obligaban que la Asamblea autorizara la concesión, esto a raíz de una sentencia de inconstitucionalidad»

Mientras que Martínez por el delito de incumplimiento de deberes, «porque no cumplió con el procedimiento necesario que se establece en la LACAP así como en la Constitución para concesionar este bien público», detalló el fiscal general.

Subcontrataciones, anticipos inauditos y prórrogas no justificadas son algunas de las irregularidades que se han encontrado en el proyecto del Sitramss.

Deja un comentario