El agresor habría entrado a un bar en el estado brasileño de Paraná gritando “¿quién es votante de Lula aquí?”.

Un hombre apuñaló y mató el sábado a un simpatizante del ex presidente y candidato presidencial Luiz Inácio Lula da Silva después de que manifestara su simpatía por el líder del Partido de los Trabajadores (PT) en un bar de Cascavel, en el estado brasileño de Paraná.

El agresor, de 59 años, quien está identificado, pero está en paradero desconocido, habría entrado en el establecimiento gritando “¿Quién es votante de Lula aquí?”. Poco después la víctima, de 59 años, respondió “yo” y el agresor apuñaló al hombre, según ha recogido el diario local O Povo.

Las graves heridas del simpatizante de Lula provocaron su muerte mientras recibía atención médica, según informó la Policía de Ceará, tal y como ha recogido el diario O Globo, que ha confirmado que el móvil del crimen está relacionado con una discusión política.

No es el primer incidente de este tipo. El pasado 10 de julio, un policía municipal, Jorge Guaranho, simpatizante del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, irrumpió a tiros en la fiesta de cumpleaños de otro agente simpatizante del Partido de los Trabjadores (PT), Marcelo Arruda, y lo mató.

El policía bolsonarista ingresó en agosto en prisión, después de pasar un mes hospitalizado, informaron fuentes oficiales.

Familiares y amigos de Marcelo Arruda, partidario del ex presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva asesinado por un presunto partidario del presidente brasileño Bolsonaro, lloran junto a su ataúd en Foz do Iguacu, Brasil, el 10 de julio de 2022 (REUTERS/Christian Rizz)Familiares y amigos de Marcelo Arruda, partidario del ex presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva asesinado por un presunto partidario del presidente brasileño Bolsonaro, lloran junto a su ataúd en Foz do Iguacu, Brasil, el 10 de julio de 2022 (REUTERS/Christian Rizz)

Jorge José da Rocha Guaranho, un declarado simpatizante del mandatario ultraderechista Jair Bolsonaro, permanecerá en una cárcel de la zona metropolitana de Curitiba, según señaló la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Paraná en una nota.

Arruda, que era guardia municipal y uno de los líderes locales del PT en su ciudad, celebraba su 50 cumpleaños con una fiesta “temática” sobre Lula, en compañía de amigos y familiares, y llegó a defenderse con su arma tras recibir los disparos del partidario de Bolsonaro.

Tras el tiroteo, algunos invitados propinaron patadas al agente penitenciario en la cabeza, según imágenes de la cámara de seguridad.

El policía, que recibió el alta médica el pasado miércoles, responderá ante los tribunales por un delito de “homicidio doblemente calificado” fruto de “preferencias político-partidarias antagónicas”, de acuerdo con la denuncia del Ministerio Público.

Estos asesinatos agravan aún más si cabe la tensión política en Brasil en una campaña electoral para las elecciones presidenciales del 2 de octubre en los que los principales candidatos son el presidente saliente, Bolsonaro, y el propio Lula, quien por el momento es el favorito en las encuestas.

(Con información de Europa Press)

Deja un comentario