Estaba cumpliendo una condena por haber matado a su ex cuñado en setiembre de 2021.

Un hombre de 77 años prendió fuego parte de la casa de su expareja en el departamento de Paysandú, incendió su auto y dejó una carta que decía “bagayera chorra pagarás caro”.

Luego de eso, se dirigió a la casa de su excuñada y también prendió fuego la estructura. Finalmente, volvió a su hogar en el mismo taxi que lo llevó a cometer los crímenes anteriores y se pegó un tiro en la cabeza que le quitó la vida.

El hombre, habitante de Paysandú, se encontraba en prisión domiciliaria desde el año pasado por el asesinato de su excuñado en Maldonado.

El caso

Tras controlar el incendio denunciado por un vecino, personal policial de la Comisaría 1° de Paysandú —con el apoyo de unidades y una autobomba del Cuerpo de Bomberos— encontró la amenaza escrita en un papel.

Momentos después, otro llamado al 911 alertaba de un incendio en otra casa de la capital de Paysandú. Al hacerse presentes en el lugar, constataron la presencia de combustible derramado y material pirotécnico, evidencia de que había sido provocado intencionalmente, informó Montevideo Portal.

Según se pudo averiguar, ambos eventos involucraban, como factor común, al hombre en cuestión, ya que una es la casa de su expareja y la otra de su excuñado.

A los pocos minutos, una última llamada al 911 denunció ruidos de disparos. En el lugar de los hechos, un hombre declaró que su vecino ingresó a su casa e intentó dispararle con un arma de fuego, pero el proyectil no salió. Frustrado, salió a la calle e intentó hacerlo de nuevo, pero tampoco lo consiguió. Como último intento, huyó y pidió ayuda a un guardia de seguridad, que llamó a la Policía.

Tiempo después, efectivos policiales encontraron al agresor sin vida en su casa y portando una pistola calibre 32.

El asesinato de su excuñado y una denuncia de abuso sexual

El hombre había sido condenado con prisión domiciliaria por el asesinato de su excuñado, un empresario rural de Garzón (Maldonado). Tras conocerse la decisión de la Justicia, la defensa de la víctima había alertado que existía riesgo de fuga.

Transcurría la tarde del 22 de setiembre de 2021 cuando, desde una camioneta, este hombre asesinó a su excuñado mientras trabajaba en el campo. Según dijo un empleado que se encontraba con él, la víctima preguntó: “¿Me vas a matar a lo perro?”, pregunta a la que el agresor respondió: “Ustedes me trataron como a un perro”. Luego de eso, disparó.

El hombre fue detenido dos días después en Paysandú y admitió haber sido el autor del asesinato. Según dijo, la víctima le debía dinero.

El imputado también había sido denunciado por presunto abuso sexual a una de las nietas de su expareja. Sin embargo, el caso fue archivado.

Deja un comentario