En la cripta de catedral metropolitana, en San Salvador, los fieles de la iglesia católica celebran el natalicio del santo salvadoreño, monseñor Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, quien estaría cumpliendo 105 años de vida.

Las actividades son organizadas por la Comunidad de la Cripta e iniciaron desde las 8:00 de la mañana con romerías, y ponencias sobre derechos humanos, tema que caracterizaba al santo.

A mediodía, los obispos salvadoreños en conjunto ofrecieron una misa en honor a Romero en Catedral Metropolitana, y por la tarde seguirán las actividades hasta cerrar contra eucaristía a las 4:00 pm.

La celebración se concentra en la cripta donde reposan los restos de Romero. / Mauricio Coreas.

La celebración se concentra en la cripta donde reposan los restos de Romero. / Mauricio Coreas.


“Su palabra es actual, su palabra es profética, su legado nos ayuda a seguir adelante y a seguir alertando a los signos de los tiempos”, afirmó Ana Ruth Granados, miembro de la comunidad monseñor Romero.

San Óscar Arnulfo Romero nació un 15 de agosto de 1917 en Ciudad Barrios y fue asesinado el 24 de marzo de 1980 mientras celebraba una eucaristía en la Capilla del Hospital de la Divina Misericordia en San Salvador.

Previo al aniversario del natalicio, la iglesia también hizo la quinta peregrinación a la cuna del profeta, donde recorrieron más de 100 kilómetros, desde la capital.

Deja un comentario