Luego de que la tormenta y las ráfagas de viento, de la noche del martes, dejaran un centenar de árboles caídos solo en el Área Metropolitana de San Salvador, Protección Civil mantendrá un plan de poda y tala de árboles para reducir riesgos en esta temporada de lluvias.

El director de Protección Civil, Luis Amaya, afirmó que como medida de prevención ante los riesgos que representan las tormentas ejecutarán durante 10 días un plan de identificación, poda y tala de árboles que puedan representar riesgos para las personas o para inmuebles.

El trabajo se da en coordinación con el Ministerio de Medio Ambiente y las municipalidades.
“Es una estrategia de reducción de riesgos urbanos que está dentro del plan invernal”, manifestó Amaya.

Consiste en poda o descopado de árboles y en algunos casos la tala del árbol si no hay otra solución. Además limpieza de tragantes y remoción de desechos a un lugar donde no causen inundaciones.

“Llamamos a que revisen sus viviendas, para la disminución de inundaciones, es importante que la población haga lo propio”, detalló el funcionario.

  • Identificar árboles que representan un riesgo
  • Sus ramas afectan la red de cableado eléctrico.
  • Tiene grietas o rajaduras en el tronco.
  • Hay hongos o gritas en el tronco.
  • Tiene roedores en la base.

Con la estrategia buscan identificar todos esos árboles que están a flor de tierra y que pueden ceder ante los vientos .

“No podemos estar a expensas de que caigan los árboles y hay que buscar una solución”, detalló.

Los ciudadanos que tengan árboles cercanos que representan una amenaza pueden solicitar apoyo al teléfono: 2281-0888 y el 7070-3307.

Protección Civil en conjunto con el Ministerio de Gobernación y otras entidades mantienen activo el Plan Invernal que consiste en limpieza de quebradas, tragantes, así como quitar todas las ramas que ponen en peligro los vehículos y a la población que transita por las aceras y las calles

Deja un comentario