En el Juzgado de Paz de Antiguo Cuscatlán se desarrolla, este miércoles la audiencia inicial contra Rolando Jorge Simán Jacir, presidente de la junta directiva de industrias St. Jack’s, Arturo Germán Martínez Rodríguez, gerente de la Asociación del Plan de La Laguna y Efraín Antonio Ruballo, gerente de St. Jack’s, acusados por la Fiscalía General de la República (FGR) del delito de contaminación ambiental agravada.

De acuerdo con el ministerio público, se determinó que las descargas contaminantes de las aguas rojizas que se evidenciaron en la quebrada El Piro provenían de la empresa St. Jack’s, en donde el pasado 5 de julio se encontró una pila de oxidación con los mismos residuos que fueron encontrados en la quebrada.

«Se cuenta con las pruebas que demuestran que él (Jorge Simán) tenía conocimiento que los colorantes químicos eran vertidos directamente, en la quebrada El Piro», dijo un representante del ministerio público al momento de presentar la acusación.

Las autoridades explicaron que este caso se conoció por medio de una denuncia ciudadana y a través de la inspección en las empresas de la zona, se determinó que la textilera St. Jack’s habría aprovechado el incremento de los caudales de los receptores de agua para descargar químicos utilizados en la producción textil.

Imagen
Hace unas semanas se registró la contaminación por parte de la empresa Industrias St. Jack’s de una parte de la quebrada El Piro, en Antiguo Cuscatlán, por lo que tres personas están acusadas del delito de contaminación ambiental. | DIARIO LA PÁGINA | Foto: Cortesía Sec. de Prensa.

Deja un comentario