El 75 % de la faltas fueron cometidas por los agentes policiales, pero además, hay tres comisionados, 17 subcomisionados y 34 subinspectores.

Un total de 2,439 integrantes de la Policía Nacional Civil han sido investigados por faltas graves y muy graves entre el periodo del 1 de enero de 2019 y el 28 de abril de 2022, revela una resolución de la Oficina de Acceso a la Información Pública a petición de Diario El Mundo.

Más de 1,465 son faltas muy graves y otras 922 son clasificadas como graves, sin embargo en este dato no fue aclarada la cantidad de cuántos supernumerarios habían cometido el tipo de faltas Un 75.19 % de las faltas han sido atribuidas a agentes policiales (1,834 casos), y el restante a 17 subcomisionados y 34 subinspectores y demás personal.

Las faltas graves y muy graves fueron cometidas en 170 unidades policiales a nivel nacional: San Salvador Centro con 205, Soyapango y Santa Ana con 107; y Sonsonate con 101 casos figuran como las unidades policiales con más faltas graves y graves cometidas por su personal en estos tres años y cuatro meses y que encierra el informe de la Inspectoría General de Seguridad Pública.

Ha sido poco transparente el resultado de la actual Inspectoría en cuanto a la cantidad de policías que son sancionados por faltas”. Zaira Navas, exinspectora

¿Cuáles son las faltas?

El reglamento disciplinario de la PNC establece 27 tipos de faltas muy graves y 37 graves. Entre las primeras destacan el incumplimiento de sus funciones, manifestar una actitud abierta contra al ordenamiento constitucional o del Presidente de la República, atentado grave de la dignidad de las personas en el desempeño y vistiendo el uniforme.

También se consideran faltas muy graves aquellas que se cometen por abuso de sus atribuciones y la práctica de tratos inhumanos, degradantes, discriminatorios o vejatorios a los compañeros o subordinados, así como a las personas que se encuentran bajo su detención o custodia.

Se suma pertenecer a partidos políticos, embriagarse en el ejercicio de sus funciones, aceptar o solicitar regalías de particulares, abandono del servicio, tolerar negocios ilícitos, falsificación de pruebas y acumular tres faltas graves en el año.

DEM

En tanto, se cometen faltas graves usar armas en acto de servicio o fuera de él, descuido e imprudencia en el uso y su manejo, uso de influencias para fines personales o para beneficiar a terceros en su calidad de policía, no intervenir en beneficio de la vida, integridad física y los bienes de las personas, alegando estar fuera del servicio.

Al igual que no usar el número de identificación policial, ONI, y no portar el nombre en el uniforme, trato descortés u ofensivo al público, exhibir la placa insignia o el carnet sin causa justificada, con ánimo amenazante o de impunidad.

Si no existe motivación ni la moral en alto, todo se viene abajo por acción u omisión, el personal puede cometer faltas”. Rafael A.Garciaguirre, comisionado

Falta de liderazgo.

El comisionado Rafael Antonio Garciaguirre, exsubdirector de la Policía Rural y de la Academia Nacional de Seguridad Pública, interpretó como “altas” las cifras de faltas disciplinarias en la corporación policial y a su juicio se debe a la escasez de liderazgo de los mandos superiores.

Considera que estos mandos han favorecido la indisciplina, como el hecho de negarles permisos debidamente justificados al personal, lo que al final se traduce en desmotivación y los lleva a no asumir sus funciones con responsabilidad.

“Sucede también cuando los mandos de las unidades no establecen claramente las reglas del juego, ni mecanismos de supervisión preventiva. Obviamente, el personal se le va distraer en las funciones estrictas de garantizar la seguridad ciudadana y va llegar al extremo de cometer faltas disciplinarias”, afirmó Garciaguirre.

“La falta de liderazgo siempre ha afectado a la Policía, el mando superior debe estar pendiente de ver cuáles son las necesidades del personal, porque su responsabilidad es mantener a su unidad motivada, pero si no existe motivación ni la moral en alto, todo se viene abajo por acción u omisión el personal puede cometer faltas”, detalló.

La exinspectora general de la Policía Nacional Civil, Zaira Navas, dijo que en términos generales, la Policía siempre ha tenido un número grande de denuncias por faltas disciplinarias; “pero se ha conocido muy poco y ha sido poco transparente el resultado de la actual Inspectoría General de Seguridad Pública, en cuanto a la cantidad de policías que son sancionados por faltas disciplinarias graves y muy graves”.

Deja un comentario