Los cadáveres de cuatro jóvenes desaparecidos en el municipio de El Paisnal fueron movidos de una fosa a otra para supuestamente complicarles la investigación a las autoridades, que buscan esclarecer el hecho.

Los restos fueron hallados el 3 de febrero en una fosa clandestina al final de un cañal, en el caserío Las Huertas del cantón Las Delicias y no corresponden a ellos, afirmó el fiscal del caso.

Los jóvenes que aún siguen desaparecidos fueron identificados como Fredy Alberto Calderón, de 24 años; Enrique Silvano Tejada Santamaría, de 21; Jorge Alberto Vides de Paz, de 35; y Moisés Alexander Miranda, de 27 años de edad.

Más de un mes tardaron las pruebas tomadas a los parientes de los jóvenes para compararlas con los tejidos hallados en las fosa, pero al final el resultado fue negativo y nuevamente los parientes volvieron a caer en el mismo sufrimiento, dijo un familiar ayer.

Por su parte, la Fiscalía General de la República presentó ayer la solicitud de imposición de medidas contra Erick Vladimir Fernández Ábrego, Omar Geovanni Fernández y Dennis Ernesto Guevara Moreno, a quienes acusa de desaparición forzosa y agrupaciones ilícitas, tras presuntamente pertenecer a la facción Revolucionarios, de la pandillaBarrio 18, y ser vinculado a la desaparición de los cuatro jóvenes.

Los hechos que se atribuyen a los imputados ocurrieron el 12 de abril de 2021, cerca de las 7:30 de la noche cuando las víctimas departían al interior de un centro nocturno de Aguilares; ahí fueron interceptados por cinco sujetos armados, aparentemente, pandilleros que operan en el sector y los privaron de libertad.

“Luego los condujeron a un sector determinado del municipio de El Paisnal, a partir de esa fecha los jóvenes no han sido ubicados, no obstante se han hecho una serie de diligencias e investigaciones , las cuales han terminado con la ubicación de un cementerio clandestino con cuatro fosas, pero al confrontar con las pruebas ADN, los restos encontrados no coinciden con el de los familiares”, manifestó el fiscal.

El fiscal afirmó que tienen indicios de una fosa primaria de donde exhumaron o fueron sustraídos los restos de las víctimas y llevados a una fosa secundaria.

“En una de esas fosas encontramos la mitad del DUI de una de las víctimas, también unos huesos pequeños y cabello, que estamos esperando los resultados de prueba de ADN para establecer si corresponde a una de las víctimas que nosotros buscamos”, explicó el fiscal.

Para el 26 de mayo está proyectado una audiencia de imposición de medidas contra cinco sujetos que se encuentran en calidad de ausentes y que vinculados al hecho, pero que por el momento solo serían procesados por el delito de agrupaciones ilícitas y en el proceso de investigación, establecer si son responsables de las desapariciones de los jóvenes.

El fiscal del caso manifestó que cuentan con un testigo con clave “Leo” que observó el momento cuando las víctimas fueron privadas de libertad e identifica a los procesados como participante de la desaparición por lo que no se descarta que en los próximos seis meses de investigación que la jueza Especializada de Sentencia “C” dio para la instrucción del caso, se encuentren los restos de las víctimas y se les acumule el delito de homicidio agravado en perjuicio de las cuatro víctimas.

Deja un comentario