La organización Amnistía Internacional urgió este martes al presidente salvadoreño Nayib Bukele “poner fin de inmediato a las violaciones de derechos humanos que tienen lugar en el contexto del régimen de excepción”.

AI ha pedido al mandatario diseñar estrategias de seguridad pública que garanticen los derechos fundamentales.

Así, la organización también mencionó que los derechos humanos de la población están gravemente amenazados por las sumarias detenciones efectuadas por policías y militares que hasta este 10 de mayo superan las 27,000, según las cifras policiales.

Ciudadanos y organizaciones sociales han hecho eco a lo largo de más de cuarenta días de régimen de excepción de detenciones arbitrarias de personas sin vínculos con grupos delincuenciales.

Amnistía Internacional señaló que la estrategia contra las pandillas del gobierno salvadoreño también ha tenido como consecuencias arbitrariedades, malos tratos a población reclusa, muertes de detenidos bajo custodia de las autoridades y ataques a periodistas.

Por otra parte también consideró como «contrarias al derecho internacional» la suspensión de los derechos a la defensa jurídica y la supresión de un plazo máximo de detención preventiva, ambas disposiciones avaladas por la Asamblea Legislativa de mayoría oficialista, como parte del régimen de excepción la madrugada del 27 de marzo y refrendadas el 24 de abril pasado por 30 días más.

De igual forma, AI criticó las reformas que inhiben a periodistas de informar sobre el accionar de pandillas y consideró «inquietante» la actitud del gobierno de Nayib Bukele para con defensores de derechos humanos.

Deja un comentario