Además de los repuntes de Coronavirus, y demás enfermedades respiratorias en Colombia, nuevamente habría un aumento en los casos de la patología zoonótica, por lo que el Instituto Agropecuario Colombiano emitió unas alertas para ciertas poblaciones, con el fin de evitar la propagación.

Hace unas semanas se detectaron brotes de influenza aviar en algunos galpones de los departamentos de SucreBolívar Chocó; esto obligó al Ministerio de Agricultura a convocar un Puesto de Mando Unificado, donde autoridades sanitarias y del sector comenzaron a buscar los lotes infectados. Ante la confirmación, se decretó la emergencia sanitaria en todo el país, que aunque no tiene implicaciones en el consumo de los productos cárnicos que provienen de estos animales, si puede generar contagios desde las especies hacia los seres humanos. Por eso desde el Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, delimitaron las poblaciones afectadas, con el fin de contener posibles casos.

Es importante recordar que la presencia de este virus en el país no pone en riesgo la producción de alimentos, que en este caso, son carnes y huevos, no obstante, los que trabajan con estos animales si podrían estar muy expuestos.

El tema podría ser de mucho riesgo, solo para tomar una referencia, en Perú se vieron obligados a sacrificar unas 37 mil aves infectadas, que si sería un golpe muy fuerte para el sector, es por eso que las autoridades fitosanitarias están extremando las labores, gestionando recursos con el Fondo Nacional Avícola para atender esta emergencia, y ayudar a los productores.

“La autoridad sanitaria reitera que la presencia de la enfermedad en el país no pone en riesgo la producción ni el consumo nacional de huevos y carne de pollo y asegura que el trabajo interinstitucional garantiza que se están haciendo todos los esfuerzos, cumpliendo con los protocolos establecidos a nivel internacional para contener la enfermedad y evitar su propagación”, explicó el ICA a través de un comunicado.

En total hay 22 focos de infección, que se encuentran en 17 municipios, ubicados principalmente en la región Caribe, hablamos de los departamentos de: Bolívar, Chocó, Córdoba, Magdalena y Sucre.

Según el más reciente informe, con corte al 30 de noviembre, los principales focos se encuentran en: Cartagena (departamento de Bolívar), Acandí (Chocó), Lorica y Cereté (Córdoba), El Retén (Magdalena), Los Palmitos y Toluviejo (Sucre).

Agencia Andina. Inician sacrificio a aves de corral para evitar propagación de gripe aviar

Agencia Andina. Inician sacrificio a aves de corral para evitar propagación de gripe aviar

El riesgo de la gripe aviar en los humanos

Hay que tener en cuenta que es muy probable que vuelva el uso obligatorio del tapabocas en el país, esto por el aumento de infecciones respiratorias, principalmente la del COVID – 19 y sus variantes, lo que ha llevado al gobierno nacional a reconsiderar retomar la medida. Pues a esto se suma lo que pueda derivar de esta enfermedad zoonótica, y aunque el contagio desde los animales se da por contacto con los fluidos de las especies, la propagación entre seres humanos si es como cualquiera de las patologías anteriormente mencionadas.

Otras fuentes de contagio, además del contacto de las secreciones (y su ingesta), puede ser por inhalación de aerosoles contaminados o cualquier sustancia que pueda ser infectada, bien sea alimentos, agua, o materiales textiles como la ropa o zapatos; además, materiales como los cartones, o la cascara de los huevos podría ser foco de propagación.

“La población total del predio era de 180 aves, 35 de las cuales murieron y las restantes 145, como medida sanitaria para el control y erradicación de la enfermedad y en atención a los procedimientos técnicos establecidos, fueron sacrificadas por el personal técnico del ICA, quienes además iniciaron las acciones de vigilancia epidemiológica, limpieza y desinfección en la zona, para contener y erradicar la enfermedad”, fue una de las formas en cómo se controló uno de los brotes, detalló el ICA.

Para la detección de la enfermedad, la autoridad sanitaria señaló que una de las alertas puede ser la muerte repentina de las aves, verlas con ánimos decaídos, plumas erizadas, o que coman menos, exceso de lagrimeo o secreciones, entre otros.

Deja un comentario