Con 77 votos, la Asamblea Legislativa aprobó este miércoles una prórroga a la Ley de Servicios Internacionales para que personal de instituciones públicas o privadas que realizan teletrabajo, continúen en esta modalidad hasta diciembre de 2023.

La normativa fue aprobada en agosto de 2020, como una estrategia para prevenir los contagios del COVID-19 y se mantendrá por un año más.

El teletrabajo es una forma de desempeñar las actividades laborales de forma no presencial, total o parcialmente, por tiempo determinado o de manera indefinida, fuera del centro de trabajo y utilizando como soporte las tecnologías de la información y la comunicación.

En el país, esta modalidad que busca generar empleo y modernizar las instituciones públicas, privadas y autónomas, estaría vigente hasta el 31 de diciembre de 2022, pero una vez entre en vigencia este aval se autoriza a las empresas e instituciones a que puedan asignar a sus empleados a que hagan trabajo en sus hogares.

Los parlamentarios que integran la Comisión de Economía, quienes emitieron el dictamen favorable, coincidieron en que el teletrabajo es una herramienta importante que ha ayudado a evitar la propagación del COVID-19 y ha garantizado la continuidad operativa. Asimismo, ha permitido que los trabajadores tengan un horario flexible y un ahorro, debido a que no deben trasladarse hasta su centro de labores.

“Sabemos que el teletrabajo se ha vuelto parte fundamental, debido a que muchos empleados se han adaptado muy bien a esta forma de trabajar. El teletrabajo ha demostrado ser una herramienta muy importante para evitar la propagación del COVID-19”, expuso el diputado Samuel Martínez.

El teletrabajo fue elaborado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y hasta la fecha diversos países continúan implementando este método.

Deja un comentario