En julio de 2020, Douglas Antonio Hernández Recinos se encontró en una calle céntrica de Chalchuapa, en Santa Ana, con una menor de edad con quien tiene parentesco. Ella y Hernández realizaron algunas diligencias y la menor accedió acompañarle debido al temor que el sujeto le generaba porque con anterioridad y en varias ocasiones la había agredido sexualmente.

Lejos de realizar las compras, la llevó hasta la casa del expolicía y feminicida, Hugo Ernesto Osorio Chávez. Los tres fueron a la tienda a comprar golosinas y al regreso, Osorio Chávez, introdujo a la menor a una habitación de su casa, donde abusó sexualmente de ella.

La vista pública en contra de ambos sujetos se instaló el pasado martes 8 de noviembre en el Tribunal Primero de Sentencia de Santa Ana, donde la Fiscalía General de la República (FGR) presentó prueba documental, pericial y testimonial. En esta última, la declaración de la víctima ratificó la acusación fiscal, la cual fue creíble, coherente y veraz.

Todo ello fue valorado por el juez, quien declaró responsables a ambos imputados, condenando a Osorio Chávez a la pena de 18 años de prisión por violación en menor o incapaz. Cabe señalar que, este ya cumple una condena de 70 años por un doble feminicidio. Mientras que, Hernández Recinos deberá purgar una pena de 36 años de prisión (14 años por agresión sexual en menor e incapaz y 22 por violación en menor o incapaz agravada).

Deja un comentario