Con diferentes pruebas, la Fiscalía General de la República logró demostrar que José Alexander Robles Ortíz violó en reiteradas ocasiones a una menor de edad, durante diez años hasta dejarla embarazada. Por su delito, fue condenado a 42 años de prisión.

Además de la pena cárcelaria, la fiscalía consiguió que Ortíz pague $2,500 dólares a la menor de edad en concepto de responsabilidad civil -obligación que tiene el imputado de reparar los daños y perjuicios que cause en la víctima-.

La fiscal del caso explicó que las violaciones iniciaron en el año 2006, cuando la menor recién cumplía 6 años de vida. “Como producto de esos abusos, en el año 2016 la víctima con 17 años de edad resulta embarazada y es a través de la prueba de ADN donde se hace la inclusión criminal de paternidad por parte del imputado”, dijo la fiscal.

En el proceso judicial, la Unidad de Atención Especializada para la Mujer, Niñez y Adolescencia aportó prueba científica, testimonial, pericial y documental que acreditaron la responsabilidad de Robles Ortíz en el ilícito.

Deja un comentario