La Fiscalía General de la República informó esta mañana que no existían vínculos entre el asesino y las víctimas, partir de las primeras investigaciones realizadas sobre el asesinato a puñaladas de un hombre y el ataque contra una mujer en la urbanización Altos del Bulevard, en Soyapango, ocurridos la noche del lunes anterior.

«Se establece que las víctimas no tenían ningún vínculo entre sí ni con el imputado. Únicamente, alquilaban habitaciones en el lugar del crimen», explicó la fiscalía a través de su cuente de twitter.

Según las indagaciones de los fiscales, el imputado, Carlos Francisco Hernández, se había mudado al lugar el pasado 15 de octubre. La noche del 17 de octubre, Carlos Jiménez, sin motivo alguno, derribó la puerta de acceso al cuarto de la mujer víctima y con un chuchillo empezó a lesionarla. Ricardo Cruz, vecino inmediato, llegó a auxiliarla, pero el imputado utilizó la misma arma para atacarlo, hasta matarlo.

«Luego de cometer el crimen, Carlos Jiménez ingresó a su habitación para intentar deshacerse de la ropa que lo incriminaba y fingió que dormía cuando llegó la PNC al lugar, procediendo a su captura. En el lugar, se encontraron indicios de que había estado ingiriendo alcohol», indica el reporte de la FGR.

Y agrega que «La FGR ejecuta búsqueda de drogas en el lugar de residencia del imputado y realiza todas las diligencias necesarias con el fin de defender y proteger a la víctima. Carlos Francisco Jiménez pagará por el crimen cometido. El requerimiento será presentado en los próximos días».

Deja un comentario