En un entorno económicamente volátil, como el que estamos atravesando, en el que se presentan niveles de inflación históricos y constantes movimientos al alza en la tasa de interés, comprar una nueva propiedad parece una tarea complicada.

Esto se agudiza sobre todo cuando no se utiliza tecnología de vanguardia que ayude a acceder de forma fácil y más rápida a los créditos hipotecarios para impulsar el patrimonio.

Hacerlo es importante si consideramos que un alto porcentaje de las compras de propiedades en la actualidad son adquiridas a crédito por millennials. De hecho, datos de la CONAVI indican que 3 de cada 10 viviendas que se compran en México pertenecen a miembros de esta generación que utilizaron un crédito hipotecario para conseguirlo.

Pero al mismo tiempo, los propios millennials consideran que el acceso al crédito hipotecario es complicado y que comprar una vivienda nueva es difícil. Datos de Vivanuncios señalan que el 70% de los jóvenes de dicha generación se consideran incapaces de pagar una propiedad.

“En DD360 creemos que es muy importante eliminar todas las fricciones que sufren los clientes actualmente al tener que ir a sucursales bancarias y solicitar un crédito hipotecario, y simplificar todo en un proceso digital en el cual la única interacción con otras personas ocurre al momento de la firma de la escrituración de los inmuebles”, considera Jose Carlos de las Fuentes, Director de Finanzas de DD360. “Digitalizar los procesos, brindar agilidad y ofrecer una experiencia segura y fácil, es fundamental para seguir detonando el sector de los bienes raíces, y poder generar cada vez más propietarios e inversionistas de desarrollos”.

Por eso existen soluciones como DxD (depa por depa), un producto que actualmente ofrece DD360 a través de su marca ​ ‘Compa’, en el que se brinda un crédito sobre la propiedad actual de los clientes, para que con ese dinero puedan financiar la adquisición de otra. Posteriormente, cuando la nueva propiedad esté lista para entregarse, se otorga otro crédito sobre ella, para liquidar el saldo remanente. 

Soluciones de este tipo cobran gran relevancia, entendiendo que ​ la mayoría ​ de la gente no tiene suficiente dinero ahorrado para pagar el enganche para la adquisición de una propiedad nueva. Por otro lado, el patrimonio de la gente está en los inmuebles que ya existen y que heredan de generaciones anteriores. Además, ningún banco presta para financiar el 100% del valor de una propiedad.

Por el contrario, la posibilidad de utilizar un departamento usado para la apertura de un crédito, es una opción viable para los usuarios que puede realizarse mediante un proceso 100% digital.

Utilizando esta solución, los usuarios pueden obtener hasta un 100% del valor de la vivienda nueva con una tasa competitiva (desde 11.38%) sin penalidades por prepagos, con perfiles de pago hasta por 30 años. 

  • ¿Por qué te conviene?
  1. Mayor transparencia: con el uso de tecnología de vanguardia, un DXD permite que el usuario tenga ​ total visibilidad respecto a lo que se paga en cada crédito. Los usuarios ven como están compuestas sus mensualidades en todo momento. 
  2. Agilidad: A diferencia de los trámites de créditos tradicionales, DD360 propone hacer el proceso cada vez más sencillo para que en minutos, con un registro simple y un análisis de historial crediticio e ingresos mensuales, los usuarios puedan acceder a un crédito hipotecario.
  3. Fácil acceso: en lugar de pagar hasta el 20% del total del valor de la propiedad en un enganche, el usuario puede dejar a cuenta otro departamento y continuar con el trámite sin fricción.
  4. Seguridad: la información personal y financiera de los usuarios se encuentra respaldada por un sistema tecnológico de vanguardia que protege los datos del usuario evitando así la pérdida de documentos y las inconsistencias en el proceso.

“Adquirir una propiedad es una de las decisiones más importantes de la vida, por lo que en DD360 sabemos que la gente necesita herramientas que faciliten este proceso. Ahora es posible obtener un crédito tomando a cuenta un departamento existente y respondiendo unas cuantas preguntas, para que sea un algoritmo el encargado de pre-autorizar un crédito en tan solo 2 minutos. Esto ya es una realidad”, concluye el especialista.

Deja un comentario