La valentía y fidelidad del canino fueron reconocidas por la ciudadanía mexicana, quienes incluso iniciaron una campaña en redes sociales para evitar que fuera sacrificado tras las exigencias de los familiares del hombre agredido.

A lo largo de los años la idea de que “el perro es el mejor amigo del hombre” se ha popularizado hasta el punto de convertirse en un cliché, no obstante, son las historias que protagonizan aquellos seres peludos de cuatro patas las que sostienen la nobleza, valentía y fidelidad que esta especie tiene con los seres humanos.

Un claro ejemplo de ello es la historia de “Max”, un perro de la raza pitbull que hasta hace unos días vivía en la tranquilidad de su casa en el estado de Chiapas, al sur de México.

No obstante, todo cambió el pasado 7 de octubre, cuando un hombre identificado como José “N” intentó ingresar al domicilio en donde el canino vivía junto a sus dueños -quienes al parecer padecen de discapacidad visual y auditiva- en la comunidad de Copoya.

"Max" defendió su hogar luego de que un hombre desconocido ingresara sin permiso (Foto: Twitter)«Max» defendió su hogar luego de que un hombre desconocido ingresara sin permiso (Foto: Twitter)

Presuntamente, Jesús “N” se disponía a robar la casa de la familia del perrito “Max”, el cual al percatarse de la presencia del ladrón y motivado por su instinto protector no dudó ni un segundo en atacarlo.

Medios locales del estado de Chiapas reportaron que fueron los gritos del hombre los que alertaron a los dueños del canino y a los vecinos de la zona sobre lo que acontecía en el patio, por lo que tras lograr controlar a “Max” llamaron al 911.

Múltiples mordidas y casi el desprendimiento del brazo del ladrón fue el saldo que dejó el ataque del perro de raza pitbull; heridas por las cuales cuerpos de emergencia de la entidad tuvieron que trasladarse hasta el sitio de los hechos para brindarle atención médica y trasladar a un hospital al presunto ladrón.

Familiares del ladrón pidieron que perro raza pitbull fuera sacrificado (Foto: Twitter)Familiares del ladrón pidieron que perro raza pitbull fuera sacrificado (Foto: Twitter)

Además de los cuerpos de emergencia, al domicilio ubicado en Copoya también se trasladaron los familiares de José “N” quienes al percatarse de sus heridas pidieron a las autoridades que “Max” fuera sacrificado al representar un riesgo para la presunta profesión que ejercía el hombre, así como una reparación del daño por las lesiones que el ataque le ocasionó.

No obstante, tras viralizarse el heroico acto del canino en redes sociales, cientos de internautas y asociaciones defensoras de los animales se sumaron a una campaña para evitar que “Max” fuera sacrificado bajo el argumento de que su conducta fue un estímulo respuesta de su instinto de protección a su hogar y a su familia.

Fue hasta el pasado martes 11 de octubre que el director de Protección contra Riesgo Sanitario Municipal, Alfredo Ruíz Coutiño, confirmó en conferencia de prensa que el perro pitbull no sería sacrificado.

Autoridades municipales descartaron sacrificar a "Max" (Foto: Twitter)Autoridades municipales descartaron sacrificar a «Max» (Foto: Twitter)

De acuerdo con las declaraciones de Alfredo Ruíz Coutiño, José “N” ingresó sin autorización al domicilio en donde “Max” se encontraba por lo que la autoridad municipal no contempló dentro de sus procedimientos el sacrificio del canino.

“No encontramos argumentos para iniciar un procedimiento y mucho menos sacrificarlo. Nosotros el único tema que nos ocupa es el hacer el descarte de rabia, pero por normativa, una vez que cumpla los 10 días después de la agresión vamos a examinar al animal, si se encuentra en óptimas condiciones, no presenta ninguna sintomatología, característica del virus de la rabia, con eso damos por terminado nuestro expediente”, declaró el funcionario.

Ante dicho posicionamiento emitido por las autoridades municipales, trascendió que “Max” se encuentra en su domicilio al resguardo de sus dueños, a quienes únicamente se les instó a tener al canino en un lugar con óptimas condiciones para garantizar su buen estado.

Finalmente, autoridades de la localidad de Copoya invitaron a la ciudadanía a no maltratar ni descuidar a sus mascotas ya que el reglamento municipal contempla sanciones administrativas y multas económicas para quienes incurran en dichos actos.

Deja un comentario