Las declaraciones de Cristóbal Urruticoechea, del opositor Partido Republicano, generaron fuertes réplicas.

Un diputado de derecha pidió derogar la ley de aborto en Chile manifestando que “una mujer que ha sido violada y aborta no se ‘desviola’”.

Las palabras fueron emitidas por el diputado del Partido Republicano Cristóbal Urruticoechea, quien presentó un proyecto para derogar la ley de aborto en Chile y castigar con penas de cárcel para las mujeres que lo practiquen.

El diputado Urruticoechea disparó en contra del aborto asegurando que “no hay razón alguna para permitir el aborto en Chile, ni en una o tres cáusales” y que “hay múltiples formas de salvar la vida que se engendra dentro del vientre de una mujer que ha sido violada, tal vez una de las causales con más lógica para algunos. Al violador todas las penas que existen y más, pero al inocente, vida. Por lo demás una mujer que ha sido violada y aborta no se ‘desviola’ ni física ni moralmente”.

En la actualidad, en Chile el aborto está permitido bajo tres causales. Las mujeres lo pueden solicitar al haber sido víctimas de una violación, cuando existe una inviabilidad del feto para sobrevivir y cuando está en riesgo la vida de la mujer.

Urruticoechea propuso no solo eliminar el aborto sino que además la pena de cárcel para las mujeres que lo practiquen. Sobre esto, se presentó la idea de que se aplique la sanción de presidio mayor en su grado mínimo (entre 5 y 10 años de cárcel) a quien interrumpa el embarazo.

Vale considerar que la idea parlamentaria se presentó justo en el Día de Acción Global por el Aborto Legal y Seguro. Además, en marzo también el Partido Republicano cargó en contra del aborto cuando la parlamentaria Chiara Barchiesi buscó por medio de un proyecto de ley eliminar la primera causal del aborto en Chile que permite interrumpir el embarazo ante riesgo de vida de la madre.

Reacciones

Para el diputado Vlado Mirosevic los dichos de Urruticoechea son “fanatismo, ignorancia y machismo”.

“Quienes tienen que decidir sobre la interrupción del embarazo no es el Estado ni las iglesias, sino las mujeres” dijo el parlamentario en respuesta a Urruticoechea. Agregó que “la legislación no debe imponer un dogma moral ni interferir sobre un espacio de libertad individual”, precisó Mirosevic.

En Chile la posición de Urruticoechea ha sido tratado hasta como “cavernario” por la diputada del Partido Socialista, Daniella Cicardini. “No me sorprende, viniendo de un sector que siempre ha tenido un pensamiento tan retrógrado, tan cavernario, que lamentablemente no entiende los esfuerzos de años, de tanta historia y de lucha para alcanzar el respeto a los derechos de las mujeres”, dijo la parlamentaria.

En tanto, la ministra de la Mujer, Antonia Orellana, dijo que “en un país en donde se condena la violencia es contradictorio que se permita el uso de esta, de la manera más brutal y despiadada, en donde además el violentado termina asesinado siempre. Convirtiendo un supuesto acto de libertad en un crimen”.

Retomado: Infobae.

Deja un comentario