La Federación Internacional de Fútbol Asociación​, organismo rector del fútbol mundial, nombró el sábado un «Comité de Regularización» del fútbol salvadoreño para tomar el control de las funciones de la institución que dirige el fútbol nacional tras desconocer al Comité Ejecutivo de la Federación Salvadoreña de Fútbol (Fesfut) a finales de julio pasado.

El Comité de Regularización será presidido por el reconocido abogado Humberto Sáenz Marinero, de la firma Novis Legal, miembro de la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional. Sáenz Marinero se graduó de la Universidad José Matías Delgado y es doctor en derecho privado de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Además de Sáenz, el comité está integrado por Fernando Argüello Téllez, Luis Segovia y Henry Orellana, como miembros. Los cuatro deberán superar «un examen de idoneidad» que llevará a cabo la Comisión de Control de la FIFA, según la carta difundida la madrugada del domingo.

Entre las funciones que cumplirá la Comisión Regularizadora están: gestionar la actividad diaria de la FESFUT, revisar exhaustivamente los estatutos de la Fesfut y otras reglamentaciones de ser necesario, para que cumplan con los requisitos contenidos en los estatutos de la FIFA y Concacaf, antes de someterlos a aprobación del congreso de la Fesfut.

Además, el comité debe ejecutar una auditoría exhaustiva de las finanzas de la FESFUT para establecer la situación financiera actual de la entidad e implementar mecanismos y proceso que garanticen prácticas de buena gobernanza financiera.

También deberá establecer una estructura idónea para la correcta gestión de los fondos de desarrollo que proporcionen la FIFA y la Concacaf, de manera que posibilite la debida inversión de estos en el fútbol salvadoreño y finalmente, tendrá que organizar y llevar a cabo elecciones al Comité Ejecutivo de la FESFUT para un mandato de cuatro
años, únicamente de conformidad con los nuevos estatutos de la FESFUT.

Previamente, la FIFA había dicho que este comité colaborará con la Fiscalía General de la República (FGR) para investigar sobre los indicios de delitos de “Administración Fraudulenta” y “Lavado de dinero y activos” por parte del Comité Ejecutivo de la FESFUT saliente que presidía Hugo Carrillo.

La problemática del fútbol nacional se deriva de una decisión del Tribunal de Disciplina, Ética y Apelaciones del Deporte, adscrito al estatal INDES, de inhabilitar temporalmente al Comité Ejecutivo de la Fesfut, desde entonces se ha suspendido la Liga Mayor de Fútbol. La FIFA desconoció después a la Fesfut y advirtió que una intervención de terceros suspendería al fútbol salvadoreño de toda participación internacional. El 31 de julio anunció que nombraría el Comité de Regularización anunciado el sábado.

Deja un comentario