Un nuevo campamento clandestino donde los pandilleros se refugiaban para planificar sus actos delincuenciales fue desmantelado por una patrulla de rastreo, esta vez en el cerro El Sartén del municipio de Apopa, al norte de San Salvador, informó la Policía Nacional Civil.

De acuerdo con el reporte policial, en el campamento encontraron una cocina con su respectivo tambo de gas, así como otros utensilios y ropa, pero al parecer los delincuentes detectaton la presencia de las autoridades y huyeron del lugar.

Por el momento, la PNC con el apoyo de la elementos de la Fuerza Armada realizan un operativo de búsqueda de pandilleros que han huido por los montes, donde se ocultan de los operativos que mantienen las autoridades en la guerra contra las pandillas, gracias al régimen de excepción aprobado por la Asamblea Legislativa.

En lo que va del régimen de excepción, la PNC y el ejército han desmantelado más de 150 campamentos de pandilleros y han llevado a prisión a más de 50 mil 500 delincuentes y colaboradores de estas estructuras criminales.

Deja un comentario