El presidente de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (ANDA), Rubén Alemán, hizo una inspección técnica en la planta de tratamiento de aguas residuales ubicada en Ciudad Futura, en Cuscatancingo, San Salvador, esto como parte de las estrategias trazadas en el Plan Nacional de Agua.

«Nos encontramos en la planta de tratamiento de aguas negras de Ciudad Futura, en Cuscatancingo, donde hemos inspeccionado cada unidad de tratamiento. Hemos comprobado la calidad de la descarga, antes de llegar al cuerpo receptor de agua», dijo Alemán.

A través de las plantas de tratamiento de aguas residuales, ANDA evita la contaminación en ríos y quebradas y, en este caso en específico, se tratan las aguas residuales provenientes de los hogares de Ciudad Futura y sectores aledaños, beneficiando a más de 15 mil usuarios.

Alemán explicó que se tiene en marcha un proyecto para alimentar de energía proveniente del metano la planta de bombeo de agua potable, que se encuentra contigua a la de aguas residuales. 

«Las buenas noticias no terminan para ANDA, estamos buscando el financiamiento para apadrinar un proyecto que va a convertir metano en energía y poder alimentar la planta de agua potable, que está a la par», señaló el funcionario. 

Según el presidente de la autónoma, se gastan alrededor de $200,000 anuales en concepto de pago de energía eléctrica para el óptimo funcionamiento de la planta de agua potable, por lo que este proyecto reduciría significativamente estos egresos.

Deja un comentario