La FIFA dio a conocer esta mañana que el delantero salvadoreño, Erick Rivera, ha sido suspendido por cuatro años, debido a salir positivo a una sustancia denominada “Clostebol” en una prueba de antidopaje el 8 de septiembre del año pasado en el partido de la fecha dos de la octagonal final rumbo al mundial Catar 2022 donde El Salvador cayó 3-0 de visita ante Canadá.

De acuerdo a la resolución de la FIFA, la sustancia que se le detectó a Rivera están clasificadas como “Esteroides Anabolizantes Androgénicos” y consideradas prohibidas para la máxima entidad del fútbol constituyendo una infracción al artículo 6 del reglamento Antidopaje de la FIFA y el artículo 17 del Código Disciplinario de la FIFAEl salvadoreño volverá a ver actividad futbolística hasta el 5 de octubre de 2025.

sitivo a la sustancia de “Clostebol”.

“De El Salvador escogieron a Eric Rivera y en las pruebas que se le hicieron de orina, los resultados arrojaron un presunto consumo de sustancias prohibidas”, dijo el mandamás de la FESFUT.

“Se hizo un tatuaje antes de partir al encuentro contra Canadá, ahí en su piel es cuando consumió la sustancia para contrarrestar efectos del tatuaje, no le correspondió al doctor Oseas sino al doctor Guerrero, quien también presentó un informe que lo anexó en sus descargos Erick Rivera a la comisión de antidopaje de FIFA”, añadió Carrillo.

Por su parte, el equipo antes de la suspensión de Rivera era Santa Tecla FC, quien ya había rescindido el contrato del jugador en noviembre del año pasado, pero contribuyó en pagarle un mes adicional de salario. El jugador salvadoreño también había dado su postura sobre el caso de dopaje.

“Estando en la selección platiqué con Hugo Pérez y él me dijo que quería contar conmigo y si yo quería yo podría estar ahí, dos días después de mi lesión, platicando con el doctor Oseas, llegamos a una conclusión que él me infiltró, soy consciente que acepté, fue mi error”, comentó el ariete nacional.

“En la federación, un día después que a mí FIFA me notifica por correo que estaba castigado parcialmente me presenté a la federación, ese día no llegamos a una conclusión porque en ese momento no recordaba haber utilizado esa crema, entonces el día siguiente me volvió loco recordando que podía haber sido, pero yo siempre he ingerido Coca Cola y Café, mis amigos saben eso, jamás he ocupado esas sustancias, incluso en Bolivia me hicieron de dos a tres dopings y nunca me salió nada”, argumentó Rivera.

Al final, la FIFA aplicó el artículo 30 del Reglamento Antidopaje donde menciona que el jugador no podrá ejercer actividades ya sea de tipo nacional o internacional, amistosos u oficiales.

Deja un comentario