El defensor de los ejecutivos de Industrias St. Jack’s, Rolando Aparicio, confirmó que ambos han sido puestos en libertad luego que la Fiscalía General de la República presentara una acusación en su contra en el Juzgado de Paz de Antiguo Cuscatlán, y pidiera ser procesados en libertad.

Los señalados son Arturo German Martínez Rodríguez y a Efraín Antonio Ruballo, capturados como sospechosos de la contaminación del agua en la quebrada El Piro, en Antiguo Cuscatlán, La Libertad.

Martínez Rodríguez es el gerente de operaciones de la Asociación Plan de La Laguna, mientras que Ruballo es el jefe de mantenimiento de Industrias St. Jack’s, empresa ubicada en el municipio referido, y que ha sido señalada como la causante de la contaminación.

El abogado José Rolando Aparicio afirmó que el Juzgado de Paz de Antiguo Cuscatlán programó para este miércoles la audiencia inicial y autorizó la libertad de los acusados. De momento no hay mayor información sobre los argumentos de la Fiscalía.

El día del hallazgo el pasado 4 de julio y tras los primeros análisis realizados al manto acuífero, el ministro de Medio Ambiente, Fernando López, señaló que la coloración roja del agua se debía a una “sustancia que se utiliza en manufacturas de tipo textil”.

“Encontramos la fuente de la contaminación en la empresa textil St. Jack’s”, aseguró el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, en Twitter. La fábrica habría vertido la sustancia en las aguas de la quebrada El Piro, según las autoridades.

“Hemos logrado llegar a la caja de aguas negras acá en el Plan de la Laguna que estaba generando la contaminación”, aseguró Fernando López, eso permitió a las autoridades ubicar «el origen» de las vertientes contaminantes.

La acusación se presentó 15 días después de la detención, pues la Fiscalía decidió procesarlos bajo el régimen de excepción que permite la suspensión de la detención administrativa de 72 horas.

Deja un comentario