Con los hashtag #VaPorMaple, #JusticiaParaMaple y #DóndeEstáMaple, la familia de este perrito intenta conocer la verdad de lo que sucedió durante su estancia en un campamento y que el caso de su amigo no quede impune, pues Maple regresó de ese campamento en cenizas.

“No sabemos si es real la manera en que murió. No sabemos si se lo robaron o qué pasó. Ni siquiera nos entregaron su plaquita”, relató Adriana Mondragón, familia de Maple, en una publicación de Instagram para denunciar el caso.

maple-perrito-denuncia
Foto: adriwarhol

Justicia para Maple

Lo que Adriana Mondragón contó es que Maple tenía problemas para relacionarse con otros perritos, así que en su búsqueda de un entrenador toparon con Antonio A, cuyo perfil en Instagram era You can dog training.

(Buscamos esta cuenta, pero aparece como “página no encontrada”, después de que la familia de Maple denunció que ya hasta se había cambiado de nombre tras la primera publicación del caso).

perrito-campamento-maple
Foto: adriwarhol

Maple tuvo un par de sesiones. Fue avanzando hasta que un día el entrenador recomendó a su familia una terapia de inundación —que básicamente es exponer a los perritos a estímulos que desencadenan sus miedos y, de esta manera, ayudar a superarlos…

La familia se lo pensó, pero terminó por aceptar. Maple se fue y regresó a casa con bien aquella vez. Sin embargo, el entrenador recomendó que necesitaba reforzar lo aprendido y pidió llevárselo por dos semanas.

Pero el perrito no regresó

“Este domingo 10 de julio regresaba Maple. Ya queríamos verlo, queríamos llevarlo al bosque. Pero nada de eso pasó”.

Adriana contó que este 8 de julio, a la 1:33 de la mañana, la novia del entrenador le escribió porque supuestamente creían que a Maple lo había mordido una serpiente.

maple-justicia-perrito
Foto: IG.

Ahí comenzaron los momentos de desesperación para su familia, pues el entrenador y su novia no les daban la dirección de la clínica donde Maple sería atendido y tampoco les respondían las llamadas.

entre todas las evasivas, terminaron por avisar a la familia que Maple había muerto a causa de la mordida.

“Nos dijo que lo iban a cremar y nosotros no lo autorizamos, se lo prohibimos”.

¿Qué sucedió después? La familia de Maple pudo encontrarse con el entrenador a las 4:20 de la mañana en el Deportivo Xochimilco, CDMX. Ahí él les entregó las cenizas del perrito y después se dio a la fuga en una camioneta que no llevaba placas.

Bloquearon a Adriana de WhatsApp y su perfil en IG ahora no aparece, mientras la familia de Maple ha pedido a la gente que la ayude a difundir este caso que revela presunto maltrato animal y negligencia por parte del entrenador.

Deja un comentario