Aunque la tormenta Bonnie ya se alejó del país hay condiciones climáticas que provocarán lluvias ahora lunes y precipitaciones torrenciales para mañana martes, afirmó el ministro de Medio Ambiente Fernando López.

Agregó que la alerta roja se mantiene en 42 municipios y alerta naranja para el resto del país.

Las nuevas condiciones climáticas han provocado la suspensión de clases a nivel público y privado para ahora y dependiendo de las condiciones ambientales podría prolongarse el cese de operaciones en centros educativos.

El país sufrió el pasado fin de semana el impacto de la tormenta Bonnie que provocó deslizamientos, carreteras cerradas, daños en viviendas, árboles caídos, unas 250 personas afectadas y por lo menos dos víctimas mortales.

El ministro de Gobernación Juan Carlos Bidegain resumió que en total han sido más de 10 deslizamientos, 50 casas con daños sobre todo en la zona afectada en la colonia Nicaragua de San Salvador y 250 afectados.

Bidegain aseguró que en total hay 8 albergues a nivel nacional que se mantienen activos.

Confirmó que son dos víctimas mortales por las lluvias de Bonnie, una mujer de 24 años en San Martín, quien a causa de la tormenta fue arrastrada por una correntada, y un hombre en el río La Vega de San Julián en San Salvador, quien en estado de ebriedad se metió a una poza y fue arrastrado por una repunta.

En la ciudad

Para Bidegain el impacto de las lluvias en zonas residenciales obedece a un desorden urbanístico que no ha sido corregido en años.

En el caso de la cárcava que afectó a viviendas y vehículos en Brisas de San Francisco en San Salvador, reconoció que esta había sido intervenida.

“La cárcava que se reparó el año pasado pero se estaban esperando fondos para reparar una bóveda que está más abajo”, dijo Bidegain.

Afirmó que ya están los fondos para realizar las labores en la bóveda y que se intervendrá en los próximos días.

En cuanto a los videos que circularon de inundación en el Hospital Rosales aseguró que la tubería colapsó en el Hospital Rosales por eso cedió el techo, pero la atención se mantiene y no hubo daños de equipos.

Deja un comentario