La cifra de migrantes que murieron en un camión descubierto en las afueras de San Antonio, Texas subió a 50, de los cuales 22 son mexicanos, siete guatematecos, dos hondureños y 19 sin información sobre nacionalidad, informó este martes el Secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard.

«Actualizo información de Texas proporcionada por autoridades de Estados Unidos: 50 fallecidos. 22 mexicanos. 7 guatemaltecos. 2 hondureños. Los demás por ser identificados aún. Estamos de luto. Tragedia enorme. México se incorpora a indagatorias en Estados UNidos, coordinados con el Departamento de Seguridad interna», escribió Ebrard en su cuenta de Twitter.

Al menos 50 migrantes fueron encontrados muertas en el interior de un tráiler en la ciudad estadounidense de San Antonio, en el estado de Texas, después de asfixiarse debido a la falta de oxígeno y a las altas temperaturas.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López, Obrador expresó su más profundo pésame a las familias de los migrantes.López Obrador indicó que el gobierno de México apoyará en el traslado de los cuerpos. El mandatario destacó que la muerte de los 50 migrantes tiene relación con la pobreza, y con el tráfico de personas, además de la falta de controles en México y al interior de Estados Unidos.

«Parece que habían sido parte de una posible operación de contrabando de personas (…) habían estado allí durante quizás un par de días. No habían sido alimentados ni cuidados. No les habían dado agua ni comida ni nada por el estilo y obviamente estaban tratando de conseguir ayuda», ha detallado el subjefe de la Policía de San Antonio, Eric Hightower

Deja un comentario