Las remesas internacionales, cuando son enviadas y recibidas en criptomonedas, no necesitan de ningún intermediario ya que los usuarios pueden hacer la transacción de manera directa.

Ante la situación económica mundial, donde las familias están optimizando cada centavo que llega al hogar, muchos están apuntando al ecosistema de las criptomonedas para agilizar y optimizar el envío de remesas en Latinoamérica. No olvidemos que enviar dinero a través del sistema bancario, tiene un costo y toma tiempo.

Por ello, las miradas se están redirigiendo hacia las tecnologías financieras descentralizadas, como la red de Bitcoin o Ethereum, que permiten hacer transferencias de valor en pocos minutos o segundos, en grandes o pequeñas cantidades, a un costo mucho menor del que se tendría que pagar usando la red SWIFT.

Ulises Alzogaray, country manager de Bitwage – la plataforma pionera en pago de honorarios en criptomonedas más elegida por los trabajadores, freelancers y exportadores de servicios – subraya que: “no sólo las criptomonedas son útiles para enviar remesas, sino que a la fecha son la forma más recomendable de hacerlo. Son una excelente forma de evitar la fricción y las altos fees que tradicionalmente asociamos a los envíos internacionales de dinero”.

En su opinión, “la diferencia entre usar otros métodos conocidos hasta ahora radica en que las criptomonedas pueden ofrecer tarifas asociadas más bajas, tipos de cambio más competitivos y en general transacciones más rentables. Esto sin mencionar la eficiencia, privacidad y rapidez de estas, que dejan fuera de juego a los sistemas más tradicionales de envíos de dinero internacionales”, concluye Alzogaray.

Leo Elduayén, CEO de Koibanx -la compañía líder en servicios de tokenización financierarecuerda que “la mayoría de las personas envían sus remesas a través de compañías o plataformas que utilizan la red SWIFT para enviar dinero de un país a otro. Este tipo de transferencias las utilizan en la mayoría de los bancos del mundo, pero no es del todo eficiente, tiene altos costos por transacción, requiere de intermediarios y transcurre un tiempo elevado entre que una persona envía el dinero y la otra lo recibe. En cambio, con las criptomonedas, en general, esto no sucede”.

Y continúa: «los costos son mucho menores, tanto por la red de Bitcoin como con respecto a cualquier otra red como Lighting Network, Algorand, algunos layer 2 de Ethereum, etc. Las remesas internacionales, siempre que sean enviadas y recibidas en criptomonedas, no necesitan de ningún intermediario ya que los usuarios podrían hacer la transacción de manera directa.

Estas transacciones se pueden realizar incluso entre agentes o personas que ni se conocen ya que existe la posibilidad de utilizar smart contracts, que buscarán un remitente que desee enviar una cripto “X” y un destinatario que desee comprar/recibir esa cripto “X”. Los tiempos de duración son muy bajos: en el caso de Bitcoin, que es el protocolo que más tiempo toma, cada bloque se procesa cada 10 minutos y esto es sin tener en cuenta los layer 2 como por ejemplo Lighting Network, donde sucede en segundos. Lo
mismo que ocurre en redes como Ethereum y Algorand.

Por último, el envío es totalmente pseudónimo y descentralizado, es decir, toda la información queda almacenada en nuestra wallet (pero nadie sabe a quién corresponde cada wallet). Esto siempre que trabajemos con remesas usuario a usuario sin involucrar ningún servicio privado o compañía que facilite o
acerque el servicio».

Sobre los cuidados para tener en cuenta, señala: «al enviar ciertas criptomonedas, stablecoins o lo que fuese a través de la tecnología blockchain, estamos accediendo a la posibilidad de realizar transacciones sin fronteras de la manera más segura posible.

Blockchain tiene algunas características concretas. Cuando su información es inmutable, esto quiere decir que si, por ejemplo, en tu wallet tenés 1000 USDT, nadie puede modificar ese valor a menos que hagas una transferencia o compra de otro activo. Y existe una custodia distribuida/descentralizada: Nadie es dueño del 100% de la red, ya que diferentes usuarios almacenan distintos nodos de la red que contienen copias actualizadas de la información.

Por lo que la información es inmutable e inhackeable (a la fecha de publicación de este artículo no han sucedido hackeos a nivel protocolo de las blockchain más importantes – Bitcoin, Ethereum, Algorand)».
Desde la casa crypto exchange o casa de cambio de criptomonedas Let’sBit, el CEO Camilo Cristia, coincide en que las criptomonedas aportan soluciones y un mejor ecosistema para el envío de remesas.
“El costo de enviar una criptomoneda es el mismo, ya sea que le envías a una persona cerca tuyo o una persona a 10.000 kilómetros de distancia.

A su vez, la cantidad de vintermediarios se reduce enormemente. Estos dos factores hacen que el costo del envío de remesas se reduzca hasta más de 10 veces”, remarca Cristia. “Al momento de usar
servicios tradicionales de remesas o transferencias bancarias internacionales, el dinero
pasa por varios intermediarios, todos ellos cobran comisiones altas o tienen comisiones
fijas.

El resultado es que termina llegando menos dinero al destino y lleva más tiempo. Utilizar criptomonedas reduce los intermediarios y, por lo tanto, el costo y tiempo del envío”. En Status Network -uno de los proyectos más robustos e iniciales que corre en la blockchain de Ethereum- el encargado de marketing Eduardo Erlo, sostiene que el uso de criptomonedas nos da mucho poder y libertad, pero remarca algunas precauciones.

“Un gran poder, implica una gran responsabilidad. Todo el mundo debería estudiar y saber exactamente lo que está haciendo antes de usar criptomonedas. Los riesgos como el uso de aplicaciones de billetera fraudulentas, conexiones a Internet no confiables e incluso el uso de direcciones de billetera incorrectas pueden provocar la pérdida de fondos”, advierte Erlo. “Si se usa una billetera non custodial, las cripto transferencias son privadas por defecto (no incluyen ningún dato personal) y, por ello, podemos ver que la adopción general de las criptos crece en todas partes”.

Por otra parte, advierte que estar en cripto, no solo es hacer una transacción o hacer una transferencia de fondos entre billeteras. “Usar cripto es una elección activa y una expresión de libertad. Deberíamos estudiar y aprender más al respecto, ya que está creciendo cada día y sin duda será el futuro de las finanzas”, señala.

A modo de resumen, Franco Martínez, quien se desempeña como DeFi Researcher de Defiant Wallet – billetera latinoamericana descentralizada multiblockchain – opina que “claramente, las criptomonedas en general, más específicamente las stablecoins como USDT, DAI, USDC, etc., son muy útiles para enviar remesas, realizar pagos o cualquier tipo de transacción que se necesite. ¿Por qué? Porque es fácil su utilización, las transacciones tienen costos muy bajos y adicionalmente la operación se hace bastante rápido y en cualquier día, hábil o no hábil”.

Luego agrega: “por ejemplo, un sistema tradicional de envío de remesas tarda entre uno a cuatro días hábiles en concretarse y con límites de transacciones sumamente chicos, hasta tres mil euros. Posiblemente pidan documentación para respaldar los fondos y también para recibir esos fondos. En cambio, usando criptomonedas, podemos enviar un monto ilimitado a través de una wallet non custodial como Defiant, donde las transacciones son anónimas y el receptor no necesita tampoco identificarse. Esta operación se confirma normalmente en minutos”.

“Y otra diferencia importante es que, usando un sistema tradicional, hace la conversión de moneda de envío hacia moneda del país receptor usando un tipo de cambio de ellos más otra comisión por transacción. Por ejemplo, si se envían euros de España a El Salvador, te lo convierten a un tipo de cambio de la moneda local menos el gasto de la empresa menos la comisión del local. En el envío de criptodivisas, uno envía una stablecoin y recibe el mismo activo, solo paga la comisión del uso de la red (gas fee) donde opera”, precisó Martínez.

Deja un comentario