La disputa por el uso de ambos términos apareció una vez más tras el estreno de la cinta animada Lightyear.

Una escena de la película Lightyear revivió una polémica de años. Tras la advertencia de la cadena Cineplanet sobre la supuesta aparición de “escenas con ideología de género” en la cinta animada, hubo quienes aplaudieron el actuar de la empresa mientras que otros la criticaron por el uso del término ideología. Ante ello cabe preguntarse por qué en esta eterna discusión ambas palabras suelen ser mencionadas al mismo tiempo.

El término ideología de género suele ser empleado por grupos conservadores mientras que los más progresistas refutan señalando que lo adecuado es emplear el enfoque de género. Este último “no pretende enseñar un dogma que responde a creencias particulares, sino que es un enfoque transversal que busca la igualdad de género no solo para hombres y mujeres, sino también para las diversidades”, según Flavia Martínez, presidenta de la asociación Sin Tabúes.

Por otro lado, una publicación del Consejo episcopal latinoamericano y caribeño del P. Ronald La Barrera, pretende referirse al enfoque de género llamándolo ideología de género y lo define como “un sistema de pensamiento (…) que defiende una visión fragmentada de la persona”. Señala que se “pretende dar un nuevo valor a la sexualidad humana” donde “lo biológico no tendría que ver con lo psicológico y, mucho menos, con lo cultural”.

El colectivo Con mis hijos no te metas es de las agrupaciones más representativas que se han mostrado en contra de la educación con enfoque de género.El colectivo Con mis hijos no te metas es de las agrupaciones más representativas que se han mostrado en contra de la educación con enfoque de género.

Martínez defiende la diferenciación entre los conceptos de género y sexo que por lo general alarman a los grupos conservadores y señala que “es importante esa diferencia porque las personas sabemos qué roles se nos asigna socialmente. Pueden parecer abstractos, pero a la larga generan desigualdades como al momento de optar por una carrera, decidir nuestros proyectos de vida o permanecer en una relación violenta por obedecer los roles asignados”.

El término ideología de género, según Fanni Muñoz y Vanessa Laura, apareció por primera vez a partir de la traducción del libro “The Gender Agenda: Redefining Equality” de Dale O´Leary a “La ideología de género. Sus peligros y alcances” a cargo de la Conferencia episcopal peruana. El texto afirma “que la naturaleza humana es fija e invariable por lo que no es posible que mujeres y hombres lleguen a ser iguales”.

Las personas que viven en una sociedad democrática no deberían oponerse a la igualdad”, dijo a Infobae la presidenta de Sin tabúes quien también resaltó que existe una apertura por parte de la sociedad por conocer los temas relacionados a la educación con enfoque de género como la educación sexual integral, la prevención de embarazos y violencia, entre otros. “Así lo demuestra la Encuesta sobre religión, política y sexualidad en el Perú”, recalcó.

Captura de la Encuesta sobre religión, política y sexualidad en el PerúCaptura de la Encuesta sobre religión, política y sexualidad en el Perú

El mencionado estudio presentado por la agrupación Católicas por el derecho a decidir y realizado por Ipsos señala que el 92 % de la población cree que la educación sexual integral permite construir una sociedad donde niñas y mujeres tengan los mismos derechos que los varones y el 89 % considera que contribuye a prevenir embarazos no deseados.

EL MAYOR OBSTÁCULO

A partir de los viajes realizados a diferentes regiones del país, la asociación Sin Tabúes señala a la desinformación como uno de los principales problemas a enfrentar en el intento por resaltar los beneficios de una educación con enfoque de género. “Al conversar con padres, profesores y directores, las barreras se caen pues ven en esto un oportunidad para evitar violencia sexual, acoso, embarazos adolescentes y transmisión de enfermedades”, señala Flavia Martínez.

Además, resalta que es en la capital donde se ha registrado la mayor oposición a abordar el tema, especialmente por parte de las autoridades escolares “porque en Lima es donde se concentran las agrupaciones conservadores que no necesariamente representan a una población significativa de padres”, recalcó. Pero los obstáculos también provienen de quienes fomentan el enfoque de género.

El enfoque de género ha sido incluido en el Currículo Nacional de Educación BásicaEl enfoque de género ha sido incluido en el Currículo Nacional de Educación Básica

La representante de Sin Tabúes resaltó que el aspecto comunicacional tiene un gran valor al querer compartir los beneficios del enfoque de género. “Términos como educación sexual integral, enfermedades de transmisión sexual, LGBTQ o el mismo género, son términos empleados mayoritariamente desde las ciencias sociales y que resultan lejanos para algunos sectores”. señaló.

Cuando a un padre le mencionas embarazos a temprana edad o llamamos las cosas por su nombres resulta más sencillo identificar la problemática”, agregó para recalcar que, además de la lucha contra la desinformación, el plan comunicacional resulta importante para que toda la población tenga acceso a información que influirá en el desarrollo de sus vidas y de quienes vengan después de ellos y ellas.

Deja un comentario