Las autoridades del Gabinete de Seguridad Pública presentaron este martes a Juan Manuel Cruz Lorenzana, de 31 años, un supuesto gatillero de la pandilla Mao Mao como el sospechoso del asesinato del árbitro Arnoldo Amaya, ocurrido el domingo anterior en un hecho de intolerancia.

Las autoridades afirmaron que desde el primer momento del hecho «activamos todas las unidades de inteligencia y de investigaciones para capturar al hechor, que desde el mismo momento del crimen, ya teníamos la identidad”, aseguró el ministro de Justicia y Seguridad Pública, Gustavo Villatoro.

Cruz Lorenzana fue capturado ayer en la colonia Miramonte por los delitos de homicidio agravado y agrupaciones ilícitas.

“Este criminal tiene un perfil de gatillero dentro de la pandilla llamada Mao Mao, es un reflejo de lo que estos grupo terroristas hicieron a nuestro pueblo salvadoreño”, dijo Villatoro.
Los hechos que las autoridades le atribuyen a Cruz Lorenzana ocurrieron en un partido de fútbol que se jugaba en la cancha Toluca, en el sector de la calle Bernal al norponiente de San Salvador.

Al parecer, el acusado no estuvo de acuerdo con el resultado del arbitraje Amaya y se le abalanzó a causarle múltiples golpes al árbitro que por su edad, 63 años, le provocaron fuertes complicaciones hasta llevarlo a la muerte ayer en un hospital capitalino.

«Era un árbitro muy querido en muchas escuelas y muchas comunidades. El árbitro Amaya pertenecía a la Asociación Nacional de Árbitros de El Salvador y dirigía ligas de fútbol aficionado, pero un hecho de intolerancia, acabó con su vida», afirmó el ministro Villatoro.

Agregó que en hechos de intolerancia, violencia intrafamiliar y violencia de pandillas utilizarán todos los recursos del Estado para hacer justicia y poner a esos homicidas detrás de las rejas.

Por su parte el director de la Policía Nacional Civil, Mauricio Arriaza Chicas manifestó que “a los miembros de las estructuras criminales les debe quedar claro que el Gabinete de Seguridad y en especial la PNC, va a ir detrás de los victimarios en cumplimiento al plan Control territorial».

“Informarle a la población salvadoreña que como PNC no habrá homicidio que no persigamos en el país, como este caso de intolerancia de José Arnoldo Amaya, árbitro de Segunda y Tercera División”.
Mauricio Arriaza Chicas,
Director de la PNC.

El director de la corporación policial adelantó que en los próximos días presentarán un informe de captura de homicidas y principales generadores de violencia en el país.

Las autoridades señalaron que la captura de Cruz Lorenzana se enmarca en el régimen de excepción que ya lleva 79 días de aplicación y más de 40,000 capturas.

Como resultado de las acciones de seguridad pública durante el régimen de excepción, «los homicidios han pasado de una tasa de 103 casos por cada 100,000 a 16 víctimas por cada 100,000 habitantes”, afirmó Arriaza Chicas.

Deja un comentario