En la audiencia especial de revisión de medidas, realizada este lunes a petición de la defensa del exalcalde de San Salvador, Ernesto Muyshondt, el Juzgado Octavo de Instrucción denegó la solicitud de la defensa de decretar arresto domiciliar en contra del imputado.

El ex edil capitalino por el partido Arena, acusado de incumplimiento de deberes y apropiación indebida de retenciones tributarias mientras fungía como alcalde tendrá que continuar el proceso desde el Centro Penal La Esperanza, conocido como Mariona, donde ha estado recluido desde su captura en octubre de 2021.

Según la Fiscalía General de la República (FGR), Muyshondt se apropió indebidamente percepciones tributarias por un monto de $275,145, que habría retenido entre junio y diciembre del año 2020, pero con la multa e intereses, se incrementó a $571,258.

Imagen

La audiencia de revisión de medidas fue solicitada por el abogado defensor de Muyshondt, debido a su condición de salud. Sin embargo, el Instituto de Medicina Legal determinó que el tratamiento médico puede ser recibido al interior del centro penal, por lo que el juzgado ordenó, además, que se le proporcione terapia psiquiátrica debido al cuadro de ansiedad que presenta actualmente. 

“Mi situación de salud es mala, solo en mayo he tenido que salir dos veces de emergencia del penal”, declaró Muyshondt a la prensa, asegurando que fue diagnosticado con problemas de hipoglucemia e hipotensión que lo han tenido «al borde de la muerte» dentro del recinto penitenciario. 

El exalcalde informó que un arresto domiciliario fue lo correcto dado que ya no existen las causales de su detención provisional, ya que la alcaldía capitalina saldó las cuotas tributarias al fisco pendientes de pago.

Deja un comentario