17 octubre, 2021

Un Bicentenario que busca la Independencia y Democracia

El Salvador vivió un 15 de septiembre muy particular, separado de los actos cívicos y eventos que como siempre han buscado la conmemoración de la independencia patria.

Este 15 de septiembre del 2021 no fue la excepción sin embargo los eventos que se suscitaron fueron a mayores escalas ya que miles de salvadoreños se unieron bajo el lema “#El15Marchamos”, que tenía como objetivo concentrar la unión de todos los sectores de la sociedad civil para poder marchar contra las nuevas imposiciones del actual presidente de la república Nayib Bukele.

Foto: Luis Miranda.

Organizaciones civiles, estudiantiles, fundaciones, sectores profesionales y colectivos se dieron cita en varios sectores de la ciudad de San Salvador, de donde tomarían inicio para marchar hacia la Plaza Morazán, misma que vio ser presidente a Bukele y que hoy congregó a miles de salvadoreños que exigen el respeto a la institucionalidad, separación de poderes y a la democracia del país.

Foto: Luis Miranda.

Esto derivado de las acciones tomadas por la Asamblea Legislativa, Fiscalía General de la República y Corte Suprema de Justicia impuesta por Nayib Bukele y que han socavado la institucionalidad y la democracia del país, llevando a un punto de fricción donde se ha visto involucrada la economía, violación a derechos universales e imposiciones decretados a través del ejecutivo, una de las cuales es la reelección del presidente de la República y que ha llevado a un descontento por parte de la población.

Foto: Luis Miranda.

Para Gonzalo Mon, Activista y defensor de Derechos Humanos, es importante que los jóvenes tomen acción en las decisiones de país, ya que son un grupo etario bastante grande, además menciono que los jóvenes han sido uno de los grandes grupos afectados por la toma de decisiones y la poca implementación de políticas publicas a favor de la juventud; también dijo rechazar la recolocación militar en los jóvenes.

Entre pancartas la mayoría de los asistentes dicen marchar principalmente por la derogación de la ley especial del bitcoin que fue aprobada por la Asamblea Legislativa en junio del presente año, sin consultas ciudadanas y sin que la población conociera de antemano el contenido de la misma y que entro en vigencia el pasado 7 de septiembre obligando a comercios y población en general a utilizar “Chivo Wallet” que sería la cartera electrónica que los salvadoreños deberían utilizar para poder cambiar divisas virtuales, misma que ofreció a la población treinta dólares en bitcoin para quienes descargaran y crearan su usuario dentro de la aplicación de la cual solo se sabe que es manejada por una entidad privada, con financiación publica de más de 200 millones de dólares.

Foto: Luis Miranda.

Para Rene Portillo Cuadra, miembro de la fracción legislativa de Alianza Repubicana Nacionalista (ARENA), la imposición del bitcoin a través de la “Chivo Wallet” no es más que un negocio de la familia Bukele que ha invertido más de 200 millones de fondos públicos para este asocio completamente privado que no trae ningún beneficio económico, ni social para los salvadoreños.

Para muchos este 15 de septiembre ha quedado en la historia de El Salvador, ya que han buscado una verdadera independencia y el respeto de los derechos fundamentales y la protección de la democracia en el país. Además que la atención internacional fue concentrada en los eventos que se llevarían a cabo este día tan conmemorativo.

Redacción: Vladimir Romero.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: