17 octubre, 2021

Trabaja en la cama, sí, pero busca ayuda

Si bien las computadoras de escritorio te “atrapan” en la silla de tu oficina, las laptops te brindan la libertad de trabajar desde casi cualquier lugar, incluso, desde la comodidad de tu cama. Y no faltan los que simplemente disfrutan viendo programas de televisión en sus computadoras portátiles en la noche.  

Sin embargo, colocar tu laptop directamente sobre tu regazo no es bueno ni para ti, ni para ella. Por eso es recomendable tener un escritorio elevado y duradero para tu cama, en el que tu equipo pueda descansar. Hemos pedido la ayuda de Acer, en líder en el mercado de laptops, para que nos ayude con aquello que debemos saber.  

Calentamiento excesivo 

Si alguna vez escuchaste un sonido proveniente de tu laptop y pensaste: ¡va a explotar!, tranquilo, probablemente solo se trate del sobrecalentamiento de tu dispositivo. Cuando tu computadora portátil se sobrecalienta, comienza a reaccionar de una manera que finalmente agota la batería. Además, puede sentirse caliente contra tu piel. Un buen escritorio de cama para tu laptop debe brindarte una superficie elevada donde colocar el equipo y evitar el sobrecalentamiento. 

Postura 

Si a menudo buscas almohadas de cuña y cojines donde recostar la espalda en la cama mientras trabajas, vas por el camino equivocado. Colocar tu laptop sobre tus piernas suele requerir que te encorves o estires el cuello para mirarla. Al final del día tu cuerpo y brazos estarán adoloridos. Anota: mientras estás en la cama la ubicación de tu equipo en relación con tu cuerpo debe ser muy similar a cuando estás en un escritorio real. Por tanto, antes de comprar  tu escritorio para la cama, asegúrate de que imita esa altura ideal.  

Área de superficie 

Tu escritorio de cama no solo debe ser lo suficientemente grande para colocar tu dispositivo, sino que también debe tener espacio adicional para los elementos que necesitas para trabajar, como bolígrafos, tu teléfono y tal vez incluso una taza de café.  

Portabilidad 

Una de las ventajas de tu escritorio de cama es que te permite trabajar casi en cualquier lugar. Algunos son plegables, lo que los hace fáciles de mover y almacenar cuando no están en uso. Algunos tienen asas para facilitar su transporte y muchos también tienen diseños livianos, por lo que son bastante fáciles de transportar. 

Ajustabilidad 

Dependiendo de la tarea en cuestión, la hora del día o simplemente cómo se siente tu cuerpo, es posible que desees colocar tu equipo de manera diferente de un día para otro. Por esta razón, es útil un escritorio ajustable para la cama. Considera uno con patas de altura ajustable y una mesa de ángulo ajustable para que puedas configurar tu dispositivo en la posición más cómoda para tus necesidades de visualización y escritura. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: