31 julio, 2021

Reflexionan sobre desafíos de los museos

Tras un año y dos meses cerrado, el Museo Nacional de Antropología Dr. David J. Guzmán abrió sus puertas solo por una tarde, para hablar sobre los efectos de la pandemia en el quehacer de los museos nacionales y los desafíos a futuro.

En el marco del Día Internacional de los Museos, la Dirección Nacional de Museos y Salas de Exposición desarrolló este 18 de mayo, el conversatorio “El futuro de los museos en El Salvador”.

El encuentro tuvo como invitados a la directora del Museo de Arte (MARTE),  Eugenia Lindo; al director del Museo de la Palabra y la Imagen  (MUPI), Carlos Henríquez Consalvi; al curador del Museo Forma, Santiago Martínez, y a la directora nacional de Museos y Salas de Exposición, Astrid Bahamond.

La actividad fue moderada por la arqueóloga Claudia Alfaro del MUNA.

“El conversatorio tiene el propósito de razonar y hacer conciencia sobre el hecho de que los museos son un importante medio para el intercambio cultural”, indicó la Dra. Bahamond.

El panel de invitados reflexionó sobre cómo la pandemia por COVID-19 y el cierre de los espacios culturales tuvo un fuerte impacto en los proyectos que se estaban desarrollando, exposiciones suspendidas y pérdida de ingresos, entre los efectos más inmediatos que se sufrieron.

“Los museos cayeron en una oscuridad, incluso los más grandes del mundo. Tuvimos una pausa y perdimos la visita, aquello que da vida al museo. Lamentarse era lo peor, se tuvo que replantear todo”, dijo el curador Martínez.

Para el director del MUPI, el encierro por la pandemia conllevó a la suspensión del 25.° aniversario del museo, el atraso en la publicación de un libro histórico y la cancelación de exposiciones en el exterior.

Sin embargo, dijo que el tiempo fue aprovechado para convertir ese momento difícil y decidirse a digitalizar libros, documentos y exposiciones para crear contenidos y apoyar al Ministerio de Educación con sus clases virtuales.

El MARTE, por su parte, decidió cerrar durante todo un año. “De un día para otro perdimos el sesenta por ciento de los ingresos; no teníamos claro cuánto iba a durar, se frenó toda la programación. Tomamos la decisión de parar todo el año, nos tomamos el tiempo para replantearnos quiénes éramos”, dijo su directora.

Cada uno de estos museos ha abierto sus puertas al público en diferentes momentos y horarios. Todos sus directores coincidieron en que lo que sueñan es recuperar al público, pues es la esencia de un museo.

La Dra. Bahamond habló del trabajo desarrollado por el personal técnico del MUNA, que durante este tiempo de cierre volcó su actividad en la creación de un nuevo guion museográfico para el Museo de Sitio del Parque Arqueológico Joya de Cerén y trabaja en el rediseño de los museos de sitio de tres parques arqueológicos más.

Asimismo, habló del trabajo que desarrolla el Museo de Historia Natural de El Salvador (MUHNES), reabierto al público desde hace meses.

“Además del MUHNES, el Museo Regional de Occidente, el Museo Regional de Oriente, la Sala Nacional de Exposiciones Salarrué, la Sala de Exposiciones San Jacinto y la Sala Nacional de Exposiciones del Aeropuerto han estado abiertas al público desde octubre 2020, tomando en cuenta las medidas de bioseguridad y aforos restringidos”, dijo Bahamond.

La directora nacional destacó la importancia de la educación artística y patrimonial, para lo cual se hace necesaria una reforma educativa: “Es difícil penetrar en el alma y sensibilidad de todos, sin educación artística y patrimonial desde parvularia”.

Al finalizar el conversatorio, la arqueóloga Alfaro ofreció un recorrido guiado por la exposición “Fiesta de los sentidos. Gastronomía salvadoreña”, la cual se abrió especialmente para los participantes del encuentro, únicamente en esta fecha.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: