27 julio, 2021

Reactivación económica para la región en la era post COVID-19

Es importante señalar que previo a la crisis sanitaria, el contexto económico mundial ya se encontraba en una frágil situación debido principalmente a algunas tensiones comerciales durante el 2018 y 2019.

De acuerdo con las proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para el 2021 la economía global presentará un moderado crecimiento de alrededor del 6% para el presente año y de 4,4% para el 2022. Las proyecciones positivas se sustentan en las medidas de estímulo económico impuestas por los países, las cuales reducen la incertidumbre en los mercados. Por otra parte, las campañas de vacunación y su distribución por todos los países podría acelerar sustancialmente la recuperación económica global.

Impacto del Covid-19 en la economía regional

Como se mencionó anteriormente, la economía regional venía mostrando algunos signos de dinamismo creciente a creciendo a un ritmo promedio de 1%. El cual, es superior al de las economías de América Latina y el Caribe en los últimos cinco años.

En el marco del Covid-19, todas las economías sufrieron una marcada contracción en su ciclo económico para el 2020. De acuerdo con datos del FMI (2020) la caída para la región fue de -5,7% con relación al 2019. En cuanto al análisis por sector, el estudio muestra una fuerte contracción regional en sectores como manufactura, construcción, comercio, transporte y comunicaciones. Es importante destacar la resiliencia del sector agrícola, el cual mostró un crecimiento promedio de 6%.

Ligera recuperación regional

La reducción de la incertidumbre y la efectiva contención del virus ocasionará una recuperación gradual (en el mejor de los escenarios) de 4,8% para 2021. En la región, aunque el proceso de vacunación no está tan avanzado como en otras zonas del planeta, las mejoras en el comercio internacional y el funcionamiento de las cadenas globales de suministro ocasionarán un impacto positivo en la economía regional. La recuperación económica regional se prevé que sea de una manera desigual entre los países. Por ejemplo, según datos del FMI, se proyecta que Panamá y República Dominicana crezcan a un 12% y 5,5% respectivamente. Siendo los países con mayor crecimiento en la
región. Mientras que, para Guatemala y Honduras se estimó un crecimiento de 4,5% para cada país y de 4,2% para El Salvador. La lista se cierra con Costa Rica y Nicaragua, donde se estima un crecimiento de 2,6% y de 0,2% respectivamente 4,8% Es el crecimiento esperado para el 2021 para los países de la región, según datos del FMI.

Recuperación leve

El siguiente cuadro muestra la tasa de variación del IMAE ( Índice Mensual de Actividad Económica ) para cada país de la región. Contemplando la variación de los meses de marzo del 2020 y del 2021.

Como se puede ver, excluyendo a Panamá, la variación es positiva en todos los países. Se destaca República Dominicana y El Salvador como los países en donde dicha variación es mayor. Por su parte, Nicaragua y Costa Rica son los países que muestran la mejoría más leve. En términos generales, este índice mejoró en promedio, un 6,62% para la región.

Respuesta regional ante la COVID-19

Es importante señalar en el presente análisis, que aunque casi todos los países de la región han implementado medidas para contrarrestar los efectos de la crisis actual, a la fecha, únicamente Guatemala y Panamá han presentado oficialmente un plan de recuperación Económica.

• Guatemala por su parte aprobó el Plan para la Recuperación Económica de Guatemala con un presupuesto de USD 582 millones aproximadamente.
• Panamá presentó en julio 2020 el Plan para la Recuperación Económica, el cual incluye medidas priorizadas para las a las micro, pequeñas y medianas empresas. Otros países de la región han anunciado la creación de “Planes de reactivación” sin embargo, no se han presentado oficialmente.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: