22 octubre, 2020

¿Qué es El Fileteado Porteño en Argentina?

El Fileteado Porteño es una tradición que año con año se celebra en Buenos Aires, Argentina, está es una tradición urbana que tiene sus inicios en las corrientes inmigrantes europeas. Las cuales llegaron a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, Al principio el filete porteño era practicado como oficio y transmitido bajo la relación de maestro a aprendiz.

Cada 14 de septiembre se celebra El Fileteado Porteño en conmemoración de la primera exposición de filete que tuvo lugar en Buenos Aires en la Galería Wildenstein en 1970. Ese año, los artistas plásticos Nicolás Rubió y Esther Barugel se propusieron llevar el filete a una galería de arte, la Galería Wildenstein. la iconografía del filete quedó plasmado en el libro  de “Los maestros fileteadores de Buenos Aires” de Esther Barugel y Nicolás Rubió, editado en 1994 por el  Fondo Nacional de las Artes de Argentina, donde también se recogen todos sus esfuerzos en recopilar la información diseminada por todos los barrios de Buenos Aires.

La creación de está tradición se plasma de la siguiente manera: se empieza con la preparación del lugar donde se va a plasmar el dibujo o los bocetos del dibujo, una vez terminado el dibujo este se va perforando con un alfiler o punzón fino y se coloca sobre la superficie previamente preparada. El dibujo se traslada al soporte espolvoreando sobre el perforado con tiza o carbón, luego se ultima el trabajo imprimiéndole los colores planos con esmaltes sintéticos para finalizar la pieza con la aplicación de las luces y las sombras mediante barnices coloreados, logrando así un mayor efecto de relieve.

El Fileteado Porteño fue puesto en 2015 como patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO, ya que está tradición representa el arte y las costumbres de Argentina, ahora que el filete porteño forma parte del listado de la UNESCO. El Gobierno de la ciudad de Buenos Aires asumió el compromiso de adoptar una serie de medidas de salvaguarda que serán evaluadas por la UNESCO año tras año, ya que de esta forma se garantiza que el reconocimiento se concrete en acciones que protejan a la actividad y al trabajo de los fileteadores.

Por: Maybelline Portillo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: