27 octubre, 2021

Presidente Bukele retira reformas constitucionales sobre educación laica, aborto y matrimonios del mismo sexo

El presidente Nayib Bukele anunció este lunes que retirará de las propuestas de reforma constitucional presentadas por el Equipo Ad Hoc, todos los cambios a los artículos que regulaban el aborto terapéutico, la eutanasia, los matrimonios entre personas del mismo sexo y la educación laica.NO PROPONDREMOS cambios constitucionales que, aunque ni siquiera lo mencionaban, algunas personas dicen que podrían dejar la puerta abierta a que, en un futuro, se pueda aprobar vía nuevas leyes el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo y la eutanasia».Nayib Bukele, presidente de la República. 

Únicamente en su cuenta de Facebook ─dejando de lado sus habituales tuits─, el mandatario publicó una extensa publicación para informar que retirará de la propuesta de reformas constitucionales «CUALQUIER CAMBIO a los artículos 1, 3, 25, 26, 32, 33, 57, 58 y 65» de la Constitución actual. 

Esto, a pesar que «pudieran mejorarse muchas cosas en los artículos que garantizan la libertad religiosa y que los padres puedan decidir libremente sobre la educación de sus hijos». «Entiendo que mucha gente tiene miedo a cambios en estos artículos», matizó.

El Equipo Ad Hoc, liderado por el vicepresidente Félix Ulloa, presentó el pasado 15 de septiembre un documento con más de 200 reformas a la Constitución de la República, entre ellas, cambios que permitirían regular en leyes secundarias el aborto terapéutico, la eutanasia y la protección a la familia «en la diversidad».

Los cambios. 

El Equipo Ad Hoc fue categórico al explicar los cambios que incluyó en la propuesta de reforma constitucional, la cual incluyó mecanismos para regular en leyes secundarias materias como el aborto, el matrimonio igualitario, la eutanasia, y la educación laica; es decir, sin influencia religiosa. Estos fueron los cambios rechazados por Bukele:

1. Apertura al aborto.

En el artículo 1 de la Constitución, que regula el derecho a la vida, el Equipo Ad Hoc incluyó que se reconozca la vida desde el instante de la concepción; pero agrega que, “en caso de colisión de derechos la ley establecerá lo pertinente”. 

El artículo 3, además, prohibía toda discriminación motivada por el origen étnico, nacionalidad, sexo, orientación sexual, identidad y expresión de género, edad, discapacidades físicas o mentales, condición social, condiciones de salud, religión, opiniones y estado familiar. La Constitución original solo rechaza la discriminación por nacionalidad, raza, sexo o religión.

2. Objeción de conciencia y religión.

La propuesta de reformas incluyó en el capítulo 25 el derecho de «objeción de conciencia», un término utilizado en la comunidad médica para negarse a hacer algún procedimiento porque riñe con sus creencias. Es utilizado comunmente por médicos que se niegan a practicar abortos. 

Sin embargo, esta propuesta fue retirada por el mandatario. También se dejará intacto el artículo 26, que establece la personalidad jurídica de la Iglesia Católica, y el reconocimiento para que otras iglesias puedan obtener este reconocimiento «conforme a la ley».

3. Matrimonio igualitario.

Sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo, la propuesta era que todas las personas humanas tienen derecho a tener una familia, que sería constituida por el matrimonio «y por cualquier otro vínculo jurídico».

Sin embargo, la Constitución salvadoreña únicamente reconoce en sus artículos 32 y 33 el matrimonio como «la unión que establece un varón y una mujer».

Según explicó el vicepresidente Félix Ulloa el pasado 12 de agosto, un mes antes de entregarse el texto, «se dejó una amplitud para que las legislaciones, cuando vayan evolucionando, puedan ir teniendo ese marco normativo fundamental que es la Constitución”.

4. Educación laica.

La Constitución de El Salvador establece en su artículo 57 que «la enseñanza que se imparta en los centros educativos oficiales será esencialmente democrática»; sin embargo, la propuesta era que la educación sea «democrática y laica». 

5. Eutanasia

El Equipo Ad Hoc propuso que se incluya en el artículo 65 «el derecho a una muerte digna, previamente consentida, una vez agotados los medios científicos y naturales para el tratamiento de una enfermedad o condición médica”, el cual sería regulado en una ley especial.

«Una agenda internacional»

Bukele rechazó los cambios en estos artículos, relacionados con «la familia, el derecho a la vida, la libertad religiosa y la educación de nuestros hijos». 

Sin embargo, aseguró que el proceso de reforma constitucional «profunda» seguirá «a toda marcha». Advirtió, además, que su decisión de eliminar los nuevos derechos «no será del agrado» de muchos sectores.Esta decisión no será del agrado de muchos políticos, países, organizaciones internacionales, ONGs, medios de comunicación y de toda la maquinaria internacional que impulsa esta agenda. Necesitaremos el apoyo del pueblo salvadoreño para resistir esta presión».Nayib Bukele, presidente de la República. 

Además, apelando a los sectores conservadores, cuestionó: «¿estamos listos para defender el derecho a la vida, a decidir sobre la educación de nuestros hijos, a mantener el diseño original del matrimonio y a defender nuestra libertad religiosa?»

Ayer, el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, desaprobó los artículos de propuestas de reformas a la Constitución donde se hace referencia al aborto y eutanasia.

Es triste que se esté queriendo presentar a la Asamblea un proyecto donde siguiendo los patrones, bien sabemos, de una agenda internacional impulsada por la ONU y por otros organismos internacionales, para imponernos el aborto, la legalización del aborto”.José Luis Escobar Alas, arzobispo de San Salvador.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: