28 septiembre, 2021

«Podré tener algunos defectos, pero corrupto no soy»: Rolando Castro apelará en Corte estadounidense su mención en la Lista Engel

Rolando Castro, Ministro de Trabajo, aseguró este día que buscará demostrarle, al Departamento de Estado de los Estados Unidos, que los señalamientos en su contra en la Lista Engel, son falsos.

Durante su participación en el programa Frente a Frente, el funcionario salió al paso de las declaraciones de la Encargada de los Negocios de la Embajada Estadounidense, Jean Manes, que indicó que aparecer en el listado de personas involucradas en actividades que socaven la democracia o actos constituyentes de corrupción, implica la cancelación de las visas y “repercusiones a largo plazo”.

“Entiendo, que dos cosas dijo la señora Encargada: dijo que había repercusión aparecer en la lista, que automáticamente se pierde visas e inversiones en Estados Unidos. Pues, yo ni siquiera tengo cuentas bancarias ni en Estados Unidos ni en El Salvador. Y lo de la visa, tienen el derecho de tomar la decisión. Ella dijo que la visa era una suspensión de tres años, yo dije que después de esos tres años, no estoy dispuesto a hacer una gestión para recuperar esa visa”, manifestó.

“Si por una visa, te van a hacer un insulto a la vida humana, yo no estoy dispuesto a eso (…) muchos se sorprendieron que aparecí en esa lista. Yo puedo tener 99 defectos, pero no corrupto, y menos aparecer en una lista de corruptos. Yo creo que en Estados Unidos se equivocaron”, añadió.

De acuerdo a la Lista Engel, Castro figura como “obstructor de investigaciones sobre corrupción y socavó procesos o las instituciones democráticas con el fin de perjudicar a sus oponentes políticos”. La Encargada Manes, afirmó que este informe es el resultado de una extensa investigación que llevó a cabo un equipo de abogados en Washington, que recabó en 180 días, indicios de actos constituyentes a corrupción.

Al respecto, Castro cuestionó las razones para agregarlo al Listado Engel, y atribuyó a lobistas, que dieron informes falsos en su contra. Directamente acusó al empresario Adolfo Salume (también en la lista Engel) y al periodista estadounidense, Douglas Farrah, de estar detrás de los señalamientos.

Para contrarrestar la acusación por parte de Estados Unidos, Castro afirmó que ha pedido atestados a la Fiscalía, Corte de Cuentas, Instituto de Acceso a la Información Pública.

“Fiscalía me ha contestado que nunca he intervenido en un proceso de obstrucción, pero sí hay tres denuncias que he puesto contra corruptos. Dos, he venido a la Corte de Cuentas y me han dicho que no tengo ningún proceso de corrupción. He preguntado a todas las instituciones que tiene que ver con la corrupción, y todavía pensando que quizás no es de corrupción la cosa, fui a la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos, y el licenciado (Apolonio) Tobar me notificó que no tienen evidencias que yo como ministro de trabajo obstruí procesos democráticos o acciones de corrupción”, contextualizó.

En dicho programa televisivo, el funcionario reveló que esperará más resultados de las consultas que realice en otras instituciones contraloras de El Salvador e interpondrá un recurso en una Corte Federal para apelar a una revisión de su estatus, en específico, detalló que es una demanda 1782.

“Ahí si voy a hacer llegar ¿Cuáles son las evidencias que ellos tienen y que me están inculpando? Y que vallan a declarar bajo juramento a Estados Unidos los que sirvieron de fuente”, puntualizó, refiriéndose a Saluma y Farah.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: