22 septiembre, 2020

Plan Control Territorial registra reducción histórica de homicidios en los 25 municipios

Una de las cabeceras departamentales que registra la disminución de crímenes es Santa Ana, donde hay una baja de un 69% en relación con 2019. El año pasado hubo 70 asesinatos entre enero y septiembre, mientras que este año en el mismo período suman 22, es decir 48 asesinatos menos.

Colón, en el departamento de La Libertad, es otra de las localidades que evidencia una reducción de un 63% de los homicidios. El año pasado reportó 43 asesinatos y en este año 16, lo cual significa 27 crímenes menos.

Similar situación ocurre en el municipio de San Pedro Perulapán, en el departamento de Cuscatlán, donde el año pasado a la fecha sumaba 26 homicidios, y este año 13, el 50% de reducción.

La baja en la cifra de los asesinatos está directamente vinculada con el trabajo operativo de la Policía Nacional Civil, la Fuerza Armada de El Salvador y Centros Penales durante la gestión del Gobierno del Presidente Bukele.

El Plan Control Territorial implementado por el Gobierno del Presidente Nayib Bukele ha logrado reducir en un 52% los homicidios en los 25 municipios considerados por las autoridades de Seguridad como los de mayor incidencia delincuencial en todo el territorio nacional.

Las estadísticas de la Policía Nacional Civil (PNC) destacan la baja de los índices de asesinatos entre los meses de enero y septiembre de 2020, en comparación con el mismo período de 2019.

Los datos policiales señalan que 418 es el total de crímenes registrados en la lista de los 25 municipios más violentos en 2020, es decir, 458 asesinatos menos de los 876 cometidos en 2019.

La mayoría de los municipios que confirman ese listado este año registra un descenso evidente. Muchas de esas localidades están vinculadas con el desarrollo comercial, agrícola o ganadero, entre ellas algunas de las 14 cabeceras departamentales y otros municipios como Aguilares, Guazapa, Ilobasco, Armenia, Colón, y Metapán, entre otros.

Una de las cabeceras departamentales que registra la disminución de crímenes es Santa Ana, donde hay una baja de un 69% en relación con 2019. El año pasado hubo 70 asesinatos entre enero y septiembre, mientras que este año en el mismo período suman 22, es decir 48 asesinatos menos.

Colón, en el departamento de La Libertad, es otra de las localidades que evidencia una reducción de un 63% de los homicidios. El año pasado reportó 43 asesinatos y en este año 16, lo cual significa 27 crímenes menos.

Similar situación ocurre en el municipio de San Pedro Perulapán, en el departamento de Cuscatlán, donde el año pasado a la fecha sumaba 26 homicidios, y este año 13, el 50% de reducción.

La baja en la cifra de los asesinatos está directamente vinculada con el trabajo operativo de la Policía Nacional Civil, la Fuerza Armada de El Salvador y Centros Penales durante la gestión del Gobierno del Presidente Bukele.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: