19 septiembre, 2020

Pintura: En el conservatorio

Manet era un apasionado por las composiciones con dos figuras en lugar de retratos directos porque abría la posibilidad de que se tuviesen o imaginasen diálogos entre los personajes. Los protagonistas del retrato son: Jules Guillemet y su esposa, pintado en el conservatorio del pintor Johann Georges Otto Rosen, siendo esta una de sus obras más sensibles ya que utiliza matices de colores, y contrastes para describir y reconocer la relación entre las dos figuras.

El tema de la imagen es la interacción entre la bella dama, propietaria de una tienda en París, y el caballero que se vuelve en su dirección para observarla. Parece bastante pequeño debido a la forma en que se inclina y roza el borde superior de la imagen, mientras que la señorita, ocupa gran parte de la imagen.

Las pinturas de Manet son magníficas, emplea una paleta de colores que es sutil pero mantiene la tensión del contraste, además aborda temas libres de contenido literario o simbólico. Este cuadro es una obra de arte del más grande nivel, pues hace al espectador despertar su imaginación muy fácilmente, capta la atención de fenómenos visuales y un don para la observación lacónica que consigue transformar cada detalle en una experiencia sutilmente mediada para la vista. Pintura hecha en 1879 por Édouard Manet.

Por: Gary Cano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: