26 octubre, 2020

Milán y Nápoles reparten puntos

El Milán logró el empate ante un Napoli que quiere la clasificación a puestos de competición europea.

Ayer el equipo rossonero se enfrentó al Napoli dirigido por Gennaro Gattuso, ex jugador y emblema del A.C Milán, el encuentro prometía mucho, pues ambos clubes vienen de una buena racha ganadora y, también buscan la clasificación a puestos de competición europea. El cuadro napolitano comenzaría creando oportunidades de gol pero Donnarumma no permitiría que terminaran en goles, sin embargo,  los visitantes no perdonarían de cara al arco de Ospina y en una de sus llegadas, el lateral izquierdo, Theo Hernández anotaría el primero con un zurdazo para poner en ventaja al Milán.

El campeón de la Copa de Italia tendría una oportunidad a balón parado, Insigne frente a la pelota, cuando manda el centro Di Lorenzo se pasa en la jugada pero el guardameta rossonero daría un rebote que le quedaría en los botines del mismo Di Lorenzo que solo la empujó para empatar el encuentro, Donnarumma se vería afectado moralmente desde ese minuto pues el arquero se mostraría nervioso en cada ataque del Napoli. Al segundo tiempo en el min 61 Mertens, de derecha y en medio de las piernas del guardameta, anotaría el 2-1 dando vuelta al encuentro y el belga aumentaría su récord histórico de máximo goleador del Napoli. A pesar de tener la desventaja el Milán continuaba atacando, y al min 70, cuando en el área el un pisotón sobre Bonaventura sería la oportunidad del empate, el central decretó penal a favor del Milán, Kessie se haría cargo de hacerlo efectivo y así se empataba de nuevo el encuentro 2-2 y este mismo sería el marcador final.

Stefano Pioli se mostró positivo ante el resultado, “fue duro, realmente duro… pero después de Lazio, Juventus y Napoli, tras jugar contras los mejores equipos de la liga, hemos demostrado que estábamos a la altura. Hemos tenido tiempo para trabajar y los resultados son positivos. Necesitábamos tiempo”, asintió tranquilo el técnico rossonero, tras el empate durísimo en el San Paolo.

Por: Gary Cano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: