18 septiembre, 2020

La noche estrellada de Van Gogh

El famoso cuadro pintado en 1889 por el neerlandés, Vicent Van Gogh, considerado uno de sus mejores y más importantes cuadros, el cual marcó un punto de inflexión en el arte postimpresionista.

Van Gogh renunció a la forma impresionista de observación directa de la naturaleza, para así, crear y plasmar, formas y colores propios de una imaginación tanto absurda como también, excepcional. Pues, la interpretación propia da lugar a un estilo único.

La obra se divide en dos franjas o secciones horizontales que son: la bóveda celeste y el paisaje. En la bóveda celesta se observa un cielo nocturno con once estrellas con halo propio y exagerados, dos espirales nebulosas que se abraza una con otra creando la sensación de movimiento y fluidez, en dirección a la luna, la cual está en la esquina superior derecha en estado menguante, que destacan los tonos amarillos, igualmente luminosa y vibrante, casi como un solo.

En la parte de abajo, se puede observar una paisaje lleno de colinas y montañas de curvas poco pronunciadas y un pueblo, lleno de casas. Existen dos elementos que intervienen en la horizontalidad del lienzo: la iglesia y un ciprés. Los únicos elementos que apuntan hacia el cielo, los cuales mantienen el equilibrio y dirigen la mirada al foco de interés del pintor, que es la noche estrellada.

Van Gogh decide utilizar el óleo sobre lienzo, aunque hace de él, un uso personal. Ignora los principios de profundidad espacial, el pintor usa pinceles gruesos, ondulantes, como lo hace un tejido cualquiera. Los trazos que hacen contraste entre el cielo y la ciudad, la ciudad es creada con trazos rectos, cuadros y acentuando la oposición de las curvas frenéticas del cielo. La obra está hecha por grandes y pastosas pinceladas que forman surcos y relieves.

¿Cuál es su significado?

Muchas personas, profesionales o simples amantes del bello arte de Van Gogh han dicho que es una expresión de emocionalidad. Es decir, La noche estrellada representa la vista de Saint-Rémy.de.Provence a la que Van Gogh tenía acceso desde la ventana del asilo de Saint-Paul-de-Mausole en Arlés, donde estuvo en los años de 1889 y 1890.

Aunque muchos han dicho que en realidad, aseguran que la pintura está relacionada a su vida personal, el señor, Stephen Eisenman mencionó en el libro: Historia crítica del arte del siglo XIX, que los lienzos creados por Van Gogh son expresiones de un imaginario anticapitalista romántico, “la obra es en parte un ensueño sobre un futuro utópico basado en la imaginada integridad social de un pasado más sencillo”, dijo Eisenman.

Los elementos internos del cielo nocturno de La noche estrellada han sido analizados exhaustivamente, especialmente la estrella más luminosa del cuadro, que según investigaciones actuales correspondería al planeta Venus. Así, en medio de la tormenta emocional del pintor, es probable que este haya querido atrapar en el lienzo un registro astronómico y astrológico de su destino. Muy probablemente, este cielo abre una gran pregunta sobre el porvenir de Van Gogh y también sobre la utopía de salvación.

Por: Gary Cano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: