21 septiembre, 2020

La columna rota

Una de las mujeres más influyentes de todos los tiempos, muestra en su autorretrato: sufrimiento, dolor y miedo. Así fue, no solo su pintura; sino también su vida, la vida de la mexicana, Magdalena Carmen Frida Kahlo.

La historia de éste cuadro es la viva representación de las emociones de Frida, la mexicana hace ver a todo el mundo lo que sentía, en la pintura se observan sus lágrimas, clavos incrustados en su cuerpo y la imagen de su columna rota, la cual tenía un corsé de metal que era lo único que la mantenía firme.

Su fama, gracias a las pinturas que creó, tiene un triste origen. Cuando Frida tenía 18 años sufrió un accidente de autobús y durante el tiempo que tuvo para irse recuperando, aprendió a pintar, creando obras de arte en las que expresó sus emociones y pensamiento, sin embargo, las secuelas que le dejó aquel accidente, la acompañarían hasta el día de su muerte. Su vida estuvo llena de malas experiencias, el muralista. Diego Rivera se convirtió en su esposo en el año 1929, pero tres años después, Frida fue víctima de un aborto, dejándola con una tristeza emocional permanente. Después de eso, la mexicana creó dos de sus obras más conocidas por el mundo: Henry Ford Hospital y, Frida y el aborto.

Frida tuvo que pasar por más de 32 operaciones en su vida, una mujer que experimentó el dolor y lo supo expresar a través de sus obras, pues muchos dicen, metafóricamente que, “Frida saca belleza donde no la puede haber, como sacar agua de ese desierto que tiene detrás”. La simbología del cuadro La columna rota es de las más hermosas y por supuesto, dolorosas representaciones de lo que ha vivido una persona.

Por: Gary Cano.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: