23 noviembre, 2020

Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología de Cuba ofrece novedosos tratamientos para la atención del cáncer de cabeza y cuello

El Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología de Cuba (INOR) es el centro nacional de referencia para tratamientos a pacientes con cáncer de cabeza y cuello, contando para ello con una experiencia de más de 35 años, y grupo de trabajo integrado por médicos y especialistas con una alta profesionalidad y preparación.

El Dr. Nélido González Fernández, especialista en 1ero y 2do grado en oncología, jefe del Grupo Nacional de Oncología, jefe del servicio de cabeza y cuello del Instituto Nacional de Oncología y Radiobiología de Cuba (INOR), miembro de la Junta Directiva de la Sociedad Cubana de Oncología, Radioterapia y Medicina Nuclear, presidente del Comité Académico de la especialidad de Cirugía Oncológica del país, explicó a este medio de prensa que en Cuba la atención a pacientes con tumoraciones en cabeza y cuello se realiza de forma integral y multidisciplinaria, contando para ello con un equipo integrado por especialistas en otorrinolaringología, cirujanos de cabeza y cuello, cirujanos maxilofaciales, neurocirujanos, logopedas y cirujanos reconstructivos, lo cual permite atender al paciente de forma integral, brindándole el tratamiento que necesita.

En este servicio se realizan cirugías complejas en tumores de la región cráneo facial que invaden la base del cráneo, contando con una amplia experiencia en este tipo de intervención, con procedimientos endoscópicos que evitan las grandes cicatrices, reduciendo la estadía hospitalaria y acortando el periodo de recuperación del paciente, lo cual constituye una fortaleza del INOR.

La cirugía reconstructiva es otra de las líneas de atención que se ofrecen en el INOR, pues el cáncer de cabeza y cuello avanzado requiere de cirugías muy grandes, que necesitan posteriormente cirugías reconstructivas para que el paciente pueda incorporarse a su vida social, son cirugías complejas, que se realizan con bastante frecuencia en al INOR, lográndose muy buenos resultados.

Una de las prácticas quirúrgicas que también se llevan a cabo en este servicio es la cirugía funcional en el cáncer de la laringe. Anteriormente en el cáncer de laringe avanzado se eliminaba la laringe quedando el paciente con un traqueostoma, sin embargo, en la actualidad el INOR realiza esta práctica quirúrgica conservando la laringe, evitando el traqueostoma en el paciente, realizando técnicas funcionales, muy demandadas por las personas que padecen este tipo de enfermedad.

La formación académica de los médicos es otra de las líneas de trabajo que desarrolla el INOR. Hay médicos jóvenes que quieren formarse en esta área y para ello el centro hospitalario cuenta con todas las condiciones para ofrecer estos cursos de preparación. En el servicio de cabeza y cuello se ofrecen diplomados, contando con la presencia de muchos profesionales de Latinoamérica y el Caribe

En el campo investigativo debemos destacar que el hospital forma parte de protocolos internacionales para el manejo del cáncer de cabeza y cuello. Destacó el Dr. Nélido González, que en estos momentos se está llevando a cabo un protocolo muy novedoso que incluye la aplicación de un anticuerpo monoclonal fruto de la biotecnología cubana. Este ensayo clínico se está realizando en un hospital de Singapur y participan 12 países del sudeste asiático, destacándose el aporte del medicamento cubano.

Cuba cuenta con una serie de productos médicos para el manejo del cáncer, incluyendo varios tipos de vacunas. En estos momentos se están desarrollando varios protocolos de investigación con la industria biotecnológica para la búsqueda de medicamentos que se aplicarían a pacientes con cáncer avanzado que no se han podido curar con métodos tradicionales, como la radiocirugía y radioterapia.

El Instituto de Oncología y Radiocirugía de Cuba (INOR) cuenta con la tecnología necesaria para los tratamientos a los pacientes, tanto para la cirugía en la base del cráneo como para las reconstrucciones. A pesar del bloqueo impuesto por Estados Unidos contra Cuba, que ha limitado el acceso a equipamientos y medicamentos en algunos países, se ha podido tener acceso a este equipamiento avanzado a través de colaboraciones y proyectos de trabajo con varios países que han reconocido el nivel de la medicina cubana y los aportes realizados a la ciencia.

Internacionalmente el INOR se ubica como un centro de punta en la atención a pacientes con cáncer, al mismo nivel de países del primer mundo, se aplican métodos de tratamiento de países desarrollados, y se están dando los primeros pasos en la preparación de la cirugía robótica, que tiene indicaciones en el caso de la cirugía de cabeza y cuello.

Un aspecto que diferencia la medicina cubana del resto del mundo es el personal, su grado de pertenencia y entrega a la labor humanitaria que realizan, donde lo más importante es el paciente que se le trata con amor, cariño y dedicación.

El Instituto de Oncología y Radiobiología de Cuba cuenta con una sala de Turismo Internacional donde reciben pacientes de diferentes países del mundo, que durante su estancia reciben un tratamiento altamente profesional y ajustado a su diagnóstico.

Fuente: Periódico Digital Centroamericano y del Caribe.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: