19 septiembre, 2020

Familias venezolanas viven en miseria y en tan temprana edad sus hijos padecen de desnutrición

«El de tres años está bajo de peso, el de dos también», dice el padre de los niños, José Gregorio Machado, que lava autos en las calles y posee pocos ingresos, cercanos a los 10 dólares por semana.

El padre de familia cambio hace varios años por la miseria que está enfrentando el país y en su tierra natal Barvolento, un hombre venido del estado de Miranda, donde nacieron sus dos hijos. Su situación económica va empeorando al pasar los días, terminando viviendo en un lote de centenas de familias con viviendas precarias.

Sus hijos menores recibían suplementos alimentaros de una ONG, sin embargo, desde hace varios meses que no disfrutan de los “caramelos” como el hombre llama a estas donaciones que no son suficientes para alimentar a toda su familia.

 «El tema con esa población de menores de 5 años es que en esas edades se produce el desarrollo de los niños y en particular su desarrollo cerebral, neuronal», justificó la investigadora María Gabriela Ponce, que forma parte de un equipo que desde hace días realizo un estudio cuyos resultados encendieron las alarmas en el país caribeño.

Según las encuestas de Condiciones de Vida (Encovil), uno de cada diez niños, padecen de algún tipo de desnutrición entre la relación de su peso y edad, incluyendo las tallas, que el dato salta a tres de cada diez, dando un total de 639.000 infantes. “Es hasta difícil digerir los resultados de estudio en Venezuela, porque el imaginario que teníamos era el de un país rico», agrega Ponce.

El estudio Encovil revelo que el 96% de los venezolanos son pobres, tomando en cuenta sus ingresos diarios que son un total de 0,72 dólares. La investigadora señalo que en los hogares son los que reportan numerosos niveles de pobreza y hambre, como en el caso de la de Rosaura River.

“No nos vamos a caer a mentiras, decirte que los niños se comen tres comidas al día es mentira y menos con esta situación que tenemos” dijo una mujer de 54 años que vive con sus 16 nietos.

Por: Fernando Valladares.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: