14 abril, 2021

Estados Unidos buscará aliados para actuar y presionar a China

Mientras que el presidente Donald Trump busco presionar y sancionar con aranceles Estadounidenses a productos chinos, se espera que el presidente a Joe Biden busque aliados para hacer un frente solido dentro de los cuales está el país vecino Canadá. Buscando establecer nuevas presiones, por lo que Canadá deberá elegir entre un socio comercial preeminente y un poder económico en ascenso cuyo gobierno no presta poca atención a los valores occidentales.

Biden ha prometido «un frente unido de amigos y socios para desafiar el comportamiento abusivo de China» que casi con seguridad implicará pedir a los aliados cercanos que se unan a las medidas destinadas a rechazar a China.

«No podemos resolver todos los problemas del mundo solos», dijo el secretario de estado designado por Joe Biden, Antony Blinken a CNN el año pasado. «Necesitamos trabajar con otros países».

Por el momento según medios internacionales el presidente electo ha dado poca luz sobre las herramientas específicas que pretende utilizar contra China, pero ha prometido organizar una «cumbre por la democracia» destinada a «forjar una agenda común para abordar las amenazas a nuestros valores comunes».

«Es imposible que Estados Unidos bajo Biden construya una alianza anti-China al estilo de la Guerra Fría», dijo Wu Xinbo, director del Centro de Estudios Estadounidenses de la Universidad de Fudan.

Señaló el acuerdo de inversión de la Unión Europea concluido recientemente con China como evidencia de que las democracias ricas darán prioridad a las ganancias económicas con China sobre otras preocupaciones. «Los profundos lazos económicos y comerciales de la UE con China dictan que no pueden ponerse del lado de Estados Unidos», dijo el profesor Wu.

«El conflicto con China no logrará nada positivo para los aliados de Estados Unidos, en particular Canadá, Nueva Zelanda y el Reino Unido posterior al Brexit», dijo Wang Yong, director del Centro de Estudios Estadounidenses de la Universidad de Pekín, dijo: “U.S. la influencia está en un estado de declive continuo «.

«Canadá estará en una posición en la que se espera que tome partido», dijo Roland Paris, profesor de la Universidad de Ottawa y exasesor de política exterior de Trudeau.

A Canadá le interesa trabajar con Estados Unidos, para «construir un grupo coordinado de países para contrarrestar las amenazas y el acoso de China», pero también con la esperanza de obtener otros beneficios. Al promover la seguridad de la cadena de suministro, por ejemplo, Canadá podría buscar exenciones de las políticas Buy American en los EE. UU.

Fuente e Imagen The Globe and Mail.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: