3 diciembre, 2021

#EsHoraDeLaNiñez, una iniciativa para potenciar la voz y opinión de los niños, niñas y adolescentes

Los alumnos Daniel Alonso Ayala Pineda, de 13 años, Brandon Stanley Morales Hernández, de 12, Daniel Isaac De León Torres, de 13, Jazmine Alejandra Magaña Hernández, de 12, Daniela Abigail Alvarenga Hernández, de 12, Mónica Julissa Varela Alfaro, de 14 y Nathalia Nohemy Hernández Cruz, de 11, estudiantes del Centro Escolar San Luis Gonzaga, en la comunidad El Pino, Santa Tecla, La Libertad, El Salvador. Ellos recibieron una capacitación de parte del departamento de Prevención de la Policía Nacional Civil con el apoyo de UNICEF para evitar que sean víctimas de delitos en internet como el grooming y el bullying.

En el marco del Bicentenario de la Independencia, adolescentes del país intercambiaron puntos de vista sobre
los cambios que observan en el medio ambiente y el rol que deberían asumir las empresas, las escuelas y las
niñas, niños, adolescentes y jóvenes para enfrentar el cambio climático.

El Programa El Salvador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) lanzaron la Iniciativa por la Infancia #EsHoraDeLaNiñez para sensibilizar a diversos actores y sectores de la sociedad sobre la importancia de incluir la voz y opinión de los niños, niñas y adolescentes en temas tales como la educación, la protección del medio ambiente, las migraciones, la convivencia familiar, el buen uso de la tecnología y las redes sociales.

“Propiciaremos una reflexión ciudadana sobre la relevancia que tiene para el desarrollo social y económico del
país, abrir y fortalecer espacios donde la voz y opiniones de los niños, niñas y adolescentes suene y se escuche”,
explicó el especialista de políticas públicas de UNICEF, Jimmy Vásquez.

Por su parte el director de FLACSO El Salvador, Roberto Rodríguez Rojas, señaló que “esperamos que estos conversatorios estimulen la reflexión ciudadana sobre la importancia que tiene para el desarrollo social y económico del país, abrir y fortalecer espacios donde los niños, niñas y adolescentes tengan la oportunidad de expresar sus opiniones y sus aportes sean tomados en cuenta para la toma de decisiones”.

En el marco de esta Iniciativa, de la celebración del Bicentenario de Independencia centroamericana y de los Diálogos del Bicentenario que impulsa FLACSO El Salvadorse inauguró un ciclo de conversatorios con adolescentes a través de Facebook Live y en alianza con FUSAL, CONTEXTOS, Glasswing El Salvador organizaciones que trabajan para promover los derechos y el desarrollo de los niños, niñas y adolescentes del país.

El pasado 19 de agosto se realizó el primer conversatorio con nueve adolescentes diversas zonas del país. Los jóvenes intercambiaron sus impresiones, preocupaciones, aspiraciones y soluciones sobre los desafíos y las acciones que debería asumir la sociedad salvadoreña para enfrentar el cambio climático.

Diego Argueta, diseñador gráfico salvadoreño y creador del diccionario de salvadoreñismos traducidos al inglés “Guanaco to English”, fue el moderador invitado en este primer diálogo con los adolescentes. Ante la pregunta realizada por Argueta sobre ¿cuáles son los cambios más significativos que han observado en el medio ambiente recientemente? los adolescentes respondieron: la deforestación, las altas temperaturas, los desastres naturales, el aumento de la contaminación por la basura y los periodos de sequías prolongados que viven los agricultores son algunas de las transformaciones señaladas por los adolescentes.

Alumnos del Centro Escolar Edelmira Molina, en Ciudad Delgado, El Salvador son vistos realizando actividades lúdicas en recreos guiados con juegos positivos y participativos. UNICEF ha trabajado en este Centro Escolar en Iniciación Laboral y el proyecto Hagamos Nuestras La Escuela y Modalidades Flexibles Acelerada de Básica.

“Cuando voy a San Salvador me toca pasar por la zona industrial y se siente un mal olor, la basura y la emisión de
gases de los buses que dañan la capa de ozono y los afectados somos nosotros”, explicó Anderson Godínez, estudiante de segundo año de bachillerato y participante en programas de FUSAL, como una de sus mayores preocupaciones en torno a la contaminación del aire.

Elisa Polío, estudiante de primer año de bachillerato y beneficiaria de los programas de FUSAL, narró que en Perquín, departamento de Morazán, se registró un incendio que destruyó varias hectáreas de bosque de pinos por el descuido de unos campistas que dejaron encendida una fogata. “De parte de la escuela fuimos a reforestar porque era una tristeza ver cómo el incendio acabó con el hábitat de las aves”. Los adolescentes sugirieron que era urgente regular los procesos de urbanización en determinadas zonas, logrando la empatía de los empresarios para tomar decisiones amigables con el medio ambiente. Por ejemplo, Fernando Castellón, estudiante de primer año de bachillerato y participante en los programas de CONTEXTOS, manifestó que existen construcciones que ponen en riesgo los ríos que abastecen de agua a las comunidades. “En muchos lugares pasan sin agua y las empresas deberían de tener corazón verde, no de piedra, sino corazón ecológico”.

Para enfrentar el cambio climático, los adolescentes enfatizaron en la urgencia de implementar acciones en la
casa, en la escuela, en las empresas y en la comunidad. Principalmente, sensibilizar sobre la importancia de la
educación ambiental y concientizar a las nuevas generaciones para reducir, reciclar y reutilizar.

Iris Hernández, estudiante de bachillerato y participante de los programas de Glasswing El Salvador, consideró
que las acciones de protección al medio ambiente deben empezar a nivel individual: “puedo dar el ejemplo de
recoger la basura, aunque no la haya botado yo, debemos inspirar y concientizar a las personas más cercanas con
nuestros actos. Debemos buscar el bien común y ser más inteligentes a la hora de tomar decisiones”.

Si fuera empresaria o funcionaria pública, dijo Paola Umaña, estudiante de noveno grado y participante de los
programas de CONTEXTOS, impulsaría campañas de limpieza en todo el país. “Organizaría conferencias sobre el
cambio climático y sus implicaciones para más personas, por ejemplo, sería importante tomar medidas sobre el
consumo de agua”.

Según Joselyn Flores, estudiante de segundo año de bachillerato e integrante de los programas de FUSAL, para
enfrentar el cambio climático es preciso tomar decisiones amigables con el medio ambiente como la utilización
masiva de paneles solares.

FLACSO y UNICEF consideran que la conmemoración del Bicentenario de la Independencia de Centroamérica es
una buena oportunidad para motivar a que los tomadores de decisiones tengan en cuenta a los ciudadanos más
jóvenes, quienes serán los futuros líderes del país. Para estas organizaciones, es hora de que los niños, niñas y
adolescentes se expresen sobre los problemas que más les afectan dentro de su comunidad, en el aula, en sus
hogares y sobre todo en los medios que forman opinión pública.

#EsHoraDeLaNiñez continuará propiciando que se escuche la voz y opinión de los niños, niñas y adolescentes en temas de país como la educación, la protección del medio ambiente, las migraciones, la convivencia familiar, el
uso de la tecnología y las redes sociales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: